Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Arte, historia, filosofía, religión y otras humanidades
Responder
Avatar de Usuario
Col. Rheault
Funcionario
Mensajes: 6687
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: Nha Trang, Vietnam.

Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por Col. Rheault »

Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo
La escritora es tendencia en Twitter por las reacciones a un artículo publicado en EL PAÍS en el que carga contra “un liberalismo amoral, transgénico, transgénero”

Ana Iris Simón no deja indiferente a nadie, que es lo que se dice cuando no se sabe muy bien qué decir. Con las opiniones de esta escritora y periodista de 31 años, articuladas en un elocuente discurso político, social y vital, uno puede pasar del elogio a la refutación en una misma frase. Tal vez sea por culpa de los prejuicios y de esa tendencia gregaria a sospechar de lo que se escapa de tu marco mental. Por eso saltan las prevenciones cuando alguien se proclama apolítico o cuando la autora de Feria, fenómeno editorial sobre su familia manchega y su vuelta a casa, afirma que la distinción entre derecha y la izquierda está superadísima. O se puede tratar solo de un maremágnum de reflexiones conservadoras. Pero de lo que no hay duda es de que es valiente. Escribe lo que piensa y lo argumenta. Sus ideas generan reacciones encontradas y a veces abren un encendido debate, como ha sucedido con el artículo que publicó en este periódico el pasado sábado a cuenta del liberalismo (y también del léxico), sin menoscabo de las consabidas descalificaciones.

Se titula La serpiente liberal-conservadora y por él Simón se ha convertido en tendencia en Twitter esta semana. “Escribí un artículo hablando de la pantomima liberalconservadora y personalizándola en Rocío Monasterio y quienes más se han indignado con él han sido la progresía tuitera y los cachorros de ciudadanos”, tuitea. Y prosigue en otro tuit la columnista que se define como antiliberal: “¿La razón? Esta ristra de adjetivos que le he endosado al liberalismo, realidades que no serían compatibles con el conservadurismo de personas como Monasterio. Aún no he recibido ni una sola contraargumentación explicando por qué habría que excluir alguno de esos términos”. Esta es la ristra: “Un liberalismo amoral, transgénico, transgénero, transespecie y transedad, drogadicto y abortero, posmoderno y poshumano, apátrida y luciférico”.

Por ello, varios tuiteros la han tildado de falangista. Uno le pide que no sea plasta y siga “con los niños, el pueblo y Radio María”, invitación que una mujer despacha así: “Macho mandando a callar a una mujer y enviándola a que se encierre en casa”. Otra insufla ánimos: “No te dejes cancelar”. El cantante Niño de Elche interviene: “Interesante aunque aprovecharía para recomendar el pensamiento del profesor Miguel Anxo Bastos, el cual sabe relacionar de manera magistral desde posicionamientos críticos las ideas de liberalismo-libertario con algunas tradiciones conservadoras, todo ello desde el capitalismo”. El diputado autonómico de Más Madrid y profesor de Filosofía Antonio Sánchez la felicita irónicamente por el “ascenso desde EL PAÍS a guionista de vídeos para la embajada de Rusia”.

La escritora entra al trapo y afea al político que haya pasado “de hablar de filosofía griega y medieval en la Universidad a meter con calzador el satisfyer y un par de traperos en tus discursos de la Asamblea” para llamar la atención. Antes, la autora ha explicado en un largo hilo sus referencias al liberalismo con citas de algunos de sus factótums, como Von Hayek (“No existe ley natural inmutable ni principios morales universales”) o Von Mises (“El drogadicto solo se daña a sí mismo, pero quien quiera legislarlo daña a todo el mundo”). Un tuitero recrimina que “reducir el liberalismo a la escuela austriaca y al anarcocapitalismo es como reducir el marxismo a Lenin y Stalin”. Un tercero apoya sus ideas con un largo hilo.

Son muchas las opiniones y muy variadas. El periodista Antonio Mestre entra por el léxico: “Luciférico no existe, Ana. El término correcto es luciferino. Un abrazo enorme”. Lo que da pie a otra ristra de comentarios de índole gramatical, entre ellos el del responsable del espacio Unidad de vigilancia lingüística de la SER, Isaías Lafuente: “Estimado @AntonioMaestre que una palabra no esté en el diccionario no significa que no exista. Luciférico, que usa @anairissimon, es un adjetivo perfectamente formado con las herramientas de nuestro idioma. Un abrazo para los dos. Y disculpad que me entrometa”. Nada, esto es Twitter.

FERRAN BONO
04 AGO 2022 - 05:00 CEST
https://elpais.com/opinion/2022-08-04/a ... gismo.html
"Verum index sui et falsi", Spinoza.
Avatar de Usuario
Col. Rheault
Funcionario
Mensajes: 6687
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: Nha Trang, Vietnam.

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por Col. Rheault »

La serpiente liberal-conservadora
Ana Iris Simón 02 de agosto de 2022

Concebir al individuo como unidad de medida y tener como única meta multiplicar el beneficio económico es una idea tan vieja como la culebra del Paraíso

Hace un par de semanas, andábamos de sobremesa veraniega cuando uno de los comensales se declaró liberal-conservador. Entre el café y el chupito de crema dijo que él era del libre mercado y del individuo como unidad de medida, sí, pero también de la familia, la patria y los valores fuertes.
Recordé entonces una escena familiar que, hace unos meses, relató Rocío Monasterio. Resulta que estaba en el coche junto a su hija cuando sonó en la radio la historia de un hombre que se había gastado miles de euros en lujos para su perrito. Y, con toda la razón del mundo, Monasterio cargó contra él. Del mismo modo que el comensal de mi sobremesa, la diputada de Vox seguramente se declare liberal-conservadora.

Concebir al individuo como unidad de medida y tener como única meta multiplicar el beneficio económico es una idea tan vieja como la serpiente del Paraíso. Pero la astuta culebra sabía que la humanidad tiene una vocación conservadora, que deseamos preservar aquello que no es estrictamente egoísta —desde la tribu al sindicato— y aquello que no es puramente mercantil —desde la filosofía hasta el amor—.

Así, aunque uno de los obstáculos de la nueva idea liberal es la vieja idea conservadora, aquella tiene que camuflarse con alguna prenda de esta, porque ir de frente resultaría problemático. Dice respetar a Dios, pero a un Dios personal; al Estado, pero a un Estado burgués; a la familia, pero a una familia de sujetos productivos; a la aristocracia, pero a una aristocracia basada en el bolsillo. En esta farsa se ubica buena parte de la derecha occidental, lo cual es un disparate, pues la ecuación liberal-conservadora siempre se despejará a favor del liberalismo. Y, como pasó en Alemania en 2018, el capitalismo acabará demoliendo las catedrales para construir explotaciones mineras.

Contaba en Twitter Monasterio que, mientras exponía su crítica moralizante contra el señor que había invertido miles de euros en caprichos para su perro, se vio interrumpida por su propia hija. “Mamá”, le dijo, “no seas comunista: que la gente se gaste [su dinero] en lo que quiera”. Y el que quiera ponerle una mansión al perro que se la ponga, y adelante quien quiera operarse para parecerse a un filtro de Instagram, y vía libre para quien desee comprar niños, o todo el agua o el oxígeno del planeta y, después de agotados, pagarse un cohete a Marte.

Qué bella escena generacional, que recapitula siglos de genealogía ideológica. El liberalismo que se fingía conservador y familiar, patriótico y puritano, resultó ser solamente el huevo de la serpiente del que se suponía su antagonista: un liberalismo amoral, transgénico, transgénero, transespecie y transedad, drogadicto y abortero, posmoderno y poshumano, apátrida y luciférico.

Y es que la víbora naciente de esta imposible unión abrazará siempre la cara liberal, pero clavará sus colmillos en la conservadora. Porque, a sus ojos rayados, será indistinguible de una presa comunista: ambos, conservadores y socialistas, se le antojarán igualmente colectivistas, politizados, autoritarios, moralistas y cansinos en su afán por obligarnos a ser solidarios.

Para Monasterio fue una graciosa anécdota. Para Occidente, la tragedia de ver a Aristóteles lentamente engullido por la boa liberal de Popper.
"Verum index sui et falsi", Spinoza.
Avatar de Usuario
gálvez
Miembro del Politburó
Mensajes: 28303
Registrado: 11 Oct 2011 19:48

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por gálvez »

No se gran cosa de Ana Iris Simón, solo la conozco de las críticas que suele recibir por dar sus opiniones saliéndose de las etiquetas tradicionales, que por lo visto es algo que saca de quicio a la caterva de fanáticos inquisidores y sectarios que tanto ruido hacen por las redes sociales.

El problema de los sectarios en temas ideológicos es que viven prisioneros de sus propios prejuicios e identitarismo sectario.....donde una persona de ideología equis necesariamente debe de pensar así, así y asá....y si se sale de esos esquemas , de la DOCTRINA, pue sya no es uno de los suyos ...es un traidor a la TRIBU

Y la palabra adecuada es esa, TRIBU....porque cuando la gente dice que viene a ser lo mismo la izquierda o la derecha tiene cierta parte de razón.
Porque izquierda y derecha no son mas que esterotipos.....estoy seguro que la mayoría de la gente que se define de tal modo (soy de izquierda, soy de derecha) desconoce los principios teóricos de las ideologías con las que dicen identificarse, dificilmente habrán leido algo de los referentes de su ideología y mucho menos lo habrñan entendido.
Detrás de esas clasificaciones rígidas de izquierda y derecha existe mucho de identificación tribal en base a estereotipos fundamentalmente identitarios y estéticos, que tienen mas que ver con el sentido de pertenencia a una tribu urbana que con el convencimiento intelectual con un modelo ideológico de organización de la sociedad.
LA gente es de izquierda o derecha porque le mola mas un arquetipo que otro....nada más

Y al final eso no deja de ser una clasificación muy de brecha gorda.....porque nadie es 100% progresista o 100% conservador....nadie va a comulgar con losprincipios ideológicos de la tribu en general, los estereotipos no son zapatos hechos a medida....
Uno puede ser muy progresista en temas sociales o económicos y conservador en otros.....tengo amigos militantes de IU desde siempre, que son antiabortistas, o militantes del PP que son animalistas y fervientes antitaurinos, y al revés,,,,,nada es tan sencillo, si hacemos un ligero análisis interior ninguno vamos a coincidir en realidad con ningun molde ideológico
No solo la sociedad es plural, nosotros mismos lo somos, nuestra propia singularidad es plural en lo ideológico.
Y eso no lo pueden entender los fanáticos que no tienen nada mas en el cerebro que el fervor de pertenencia a la tribu , de cuya pureza de ortodoxia y obediencia al lider (o la ventolera del momento) cuidan con fervor inquisitorial.

saludos
Avatar de Usuario
Col. Rheault
Funcionario
Mensajes: 6687
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: Nha Trang, Vietnam.

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por Col. Rheault »

...no se puede ignorar que los juicios en tribunales refuerzan la idea de que la vida intelectual se halla en el límite de lo permisible, y la literatura en la vecindad del crimen, y seguramente algunos de estos escritores deben ser, de hecho, enemigos del pueblo y deberían ser castigados. Solo que ¿cuál debería ser su castigo? ¡Y mira, aquí viene un escritor conocido, caminando por la acera!...

https://letraslibres.com/revista/un-ene ... defendido/

Es la suma de la sociedad del odio y las imbecilidades de los individuos.

Saludos.
"Verum index sui et falsi", Spinoza.
Avatar de Usuario
Shaiapouf
Político retirado
Mensajes: 16940
Registrado: 28 Dic 2011 08:51
Ubicación: NGL

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por Shaiapouf »

Entiendo el punto de A.I.S, la cual ha sido repelido por muchos personajes en Twitter -básicamente personas de izquierda de todos los colores-, considerándola falangista, rojiparda y si no faltaba más, fascista. Uno de los mayores éxitos del liberalismo institucional ha sido instaurar como paradigma de que la libertad es individual, negativa, lo que básicamente se resume en "soy libre de hacer cualquier cosa siempre y cuando no afecte a otra persona", mientras que del conservadurismo una práctica con relativo éxito que perdura hasta nuestros días ha sido la de censurar cualquier idea que nos parezca incorrecta, y por supuesto, de toda la izquierda políticamente definida, el progresismo social, el romper con tabúes, con lo formalmente designado como lo "normal", también es según yo la principal idea que se ha instaurado.

Estas tres ideas se mezclan en la izquierda hoy predominante, que no es ni comunista, ni socialdemócrata, ni anarquista, es una izquierda denominada a veces como dogmática, sectaria e indefinida. Yo la llamo izquierda populista - indefinida. Es populista por sus formas, e indefinida por su fondo. Y es la predominante porque todas las demás izquierdas flotan a su alrededor y miran en esta izquierda el eje del cual ejecutar discursos y políticas.

Es una izquierda indefinida porque no posee un programa real para con el Estado, entre otras cosas, porque mezcla lo que no se puede mezclar en direcciones diametralmente opuestas: censura conservadora, libertad individual liberal y progresismo colectivo socialista. A ver, que me lío, pero la izquierda puede ser progresista y conservadora en términos relativos, por ejemplo el PCUS era progresista en comparación al régimen de Zar, pero conservador en comparación a la izquierda socialdemócrata sueca. Otro ejemplo, el comunismo "realmente existente" nunca ha ocultado que su objetivo es centralizar los medios de comunicación (o dicho de otro modo, eliminar la voz de la burguesía censurándolos), por ello mismo históricamente no usaban como consigna de lucha la "libertad de expresión" en un sentido liberal, y si bien podían denunciar la censura, eran claros al admitir que lo más lógico era que fueran censurados y que igualmente ellos censurarían una vez en el poder. En cambio, la socialdemocracia mucho más en el centro, era clara también en denunciar la censura y defender el derecho liberal de una idea, una voz, un medio de comunicación, por lo cual es inconcebible que esta censurase una vez en el poder.

Pues bien, esta izquierda hace las dos cosas a la vez: 1ª Cuando NO están en el poder, cuando son inferiores en número o en capacidad, han acudido a la estrategia liberal de reclamar falta de espacios o censura, 2ª Cuando tienen el poder, censuran, y lo hacen de manera indirecta (a través del escrache) como también directa (solicitando que el Estado se haga cargo de examinar qué es lo correcto o lo incorrecto políticamente hablando).

Por eso en sus raíces está la indefinición, porque quieren ser los más progresistas liberales, apoyando cualquier tipo de minoría, tribu o etnia que se encuentre oprimida en su sociedad, entregándoles el Dº de obrar o no-obrar libremente siempre y cuando no afecten directamente al resto. Empero, cuando se intenta ejecutar políticamente aquello se está en la incógnita, porque socialmente deben congeniar con el relativismo cultural y el multiculturalismo, económicamente deben divagar entre desarrollo social y ecologismo, y culturalmente entre agnosticismo y misticismo. Los pilares intelectuales de esta izquierda, son, por tanto, incoherentes y si debieran de decidirse por algo terminarían encerrándose en un grupo muy inferior en número por lo cual la definición no es una opción.

Yo a esta izquierda la comprendo desde las tres formas que podemos usar para comprender la realidad social: causal, funcional y racional.
  • Causalmente, es fácil entender el cómo y dónde se originó: Escuela de Frankfurt => Postmodernismo => Neoliberalismo => Caída del socialismo real (aquí podemos debatir si fue primero esto o el neoliberalismo) => Protestas antiglobalización en Estados Unidos, América Latina y Europa => Consolidación de la izquierda comunista postmaterialista => Consolidación de la izquierda socialdemócrata de la 3era vía => Consolidación de la izquierda radical populista y la verde.
  • Funcionalmente, esta izquierda rompe con el metarelato, disgrega a la clase trabajadora, debilita su organización nacional (y por tanto, internacional), y es altamente útil para grandes intereses.
  • Racionalmente, en los 90, 2000, 2010 e incluso hoy, todavía a muchos políticos parece lo más racional apoyar estas ideas aunque fueran solo en el corto plazo pues después de todo, ¿qué sector progresista quedaba en pie? El socialismo real se había derrumbado, el socialismo democrático se licuaba en su tercera vía...
Llegado hasta aquí, y como ocurre desde el siglo XIX, la derecha no puede hacer más que instaurar un punto de "conservadurismo" o "tradicionalismo", porque si consideramos que más o menos en términos ideológicos la sociedad se divide en 3 partes, una más conservadora, una más progresista, y una que se encuentra en un punto intermedio, siempre en términos sociales la izquierda tiene las de ganar (y viene ganando desde entonces) porque se apoya en un sistema económico que también destruye -muchas veces a lo loco- lo tradicionalmente construido. La derecha entonces no puede más que tratar de ralentizar el proceso. No es de extrañar que en la medida que la izquierda anteriormente mencionada emergía, también se fortaleciera esta derecha "neoliberal" o libertariana-AnCap que en su afán por defender la propiedad privada [del capital] y el libre mercado, fortalecieran hasta cierto punto a su contraparte, aun cuando vectorialmente fueran opuestas.

El problema es que ambas -tanto la izquierda populista indefinida, y la derecha Ancap- son un duro revés para las derechas e izquierdas ya constituidas: ambas no son en papel más que solo ideas a lo loco, políticamente son una basura, una propuesta irreal y/o ilógica de cómo llevar el ethos. Ambas están agrupando a un número cada vez mayor de simpatizantes que pelean entre sí, pero cuyas peleas se desarrollan en un espacio político impensable hasta hace 10 o 15 años.

Y ESTE ES EL ESPACIO QUE DENUNCIA A.I.S

Porque se habla mucho de no normalizar la violencia de género, por ejemplo, pero es que se normaliza un un liberalismo amoral, transgénico, transgénero, transespecie y transedad, drogadicto y abortero, posmoderno y poshumano, apátrida y luciférico.

Y básicamente coincido con que este liberalismo [compartido en esencia por esa izquierda y derecha] es amoral pues se constituye en una moralidad inexistente, que no se construye socialmente, sino que se asume como individual donde las únicas reglas son la de no interrumpir la libertad de otros. El AnCap se puede declarar patriota, tradicional y hasta conservador, pero mientras valide la idea de que cada persona es un átomo y el mercado es una suma de propiedades individuales, todo lo demás se diluye y se contradice (porque es imposible apoyar el libre mercado, que es lo mismo a apoyar el libre intercambio de ideas y negarse a que estas ideas carcoman sus propios principios), si se niegan a lo último, entonces deben de asumir que no están a favor del libre mercado y con ello, de que el Estado tiene un rol fundamental, pero el AnCap no estará nunca preparado para ese debate ya que su muerte se dará violentamente en un futuro. La izquierda no quiere libre mercado, pero sí libre flujo de ideas aprobadas previamente (como el libre mercado existe solo sobre la base de mercancías aprobadas con premeditación), lo que igualmente es contradictorio.

(Que oye, podemos estar muy a favor de apoyar a personas con disforia de género con los recursos de la SS para que hagan su transición y a la vez estar en contra de que cualquiera se hormone con dinero público sin una revisión médica, pero es que se está normalizando esa idea de libertad "si no interrumpo o limito la libertad de otra persona, puedo hormonarme, drogarme o caminar solo y borracho", lo que implica que cualquier crítica a tal medida es rechazada por no ser "normal" y por tanto, políticamente correcta, en consecuencia es censurable)

Se engendra así una sociedad donde el mercado del capital de una u otra forma se fortalece destruyendo, en el acto, lo tradicional, y reemplazándolo por algo diferente que no necesariamente es mejor a lo que había.
.
Avatar de Usuario
gálvez
Miembro del Politburó
Mensajes: 28303
Registrado: 11 Oct 2011 19:48

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por gálvez »

Shaiapouf escribió: 09 Ago 2022 04:29 Entiendo el punto de A.I.S, la cual ha sido repelido por muchos personajes en Twitter -básicamente personas de izquierda de todos los colores-, considerándola falangista, rojiparda y si no faltaba más, fascista. Uno de los mayores éxitos del liberalismo institucional ha sido instaurar como paradigma de que la libertad es individual, negativa, lo que básicamente se resume en "soy libre de hacer cualquier cosa siempre y cuando no afecte a otra persona", mientras que del conservadurismo una práctica con relativo éxito que perdura hasta nuestros días ha sido la de censurar cualquier idea que nos parezca incorrecta, y por supuesto, de toda la izquierda políticamente definida, el progresismo social, el romper con tabúes, con lo formalmente designado como lo "normal", también es según yo la principal idea que se ha instaurado.

Estas tres ideas se mezclan en la izquierda hoy predominante, que no es ni comunista, ni socialdemócrata, ni anarquista, es una izquierda denominada a veces como dogmática, sectaria e indefinida. Yo la llamo izquierda populista - indefinida. Es populista por sus formas, e indefinida por su fondo. Y es la predominante porque todas las demás izquierdas flotan a su alrededor y miran en esta izquierda el eje del cual ejecutar discursos y políticas.

Es una izquierda indefinida porque no posee un programa real para con el Estado, entre otras cosas, porque mezcla lo que no se puede mezclar en direcciones diametralmente opuestas: censura conservadora, libertad individual liberal y progresismo colectivo socialista. A ver, que me lío, pero la izquierda puede ser progresista y conservadora en términos relativos, por ejemplo el PCUS era progresista en comparación al régimen de Zar, pero conservador en comparación a la izquierda socialdemócrata sueca. Otro ejemplo, el comunismo "realmente existente" nunca ha ocultado que su objetivo es centralizar los medios de comunicación (o dicho de otro modo, eliminar la voz de la burguesía censurándolos), por ello mismo históricamente no usaban como consigna de lucha la "libertad de expresión" en un sentido liberal, y si bien podían denunciar la censura, eran claros al admitir que lo más lógico era que fueran censurados y que igualmente ellos censurarían una vez en el poder. En cambio, la socialdemocracia mucho más en el centro, era clara también en denunciar la censura y defender el derecho liberal de una idea, una voz, un medio de comunicación, por lo cual es inconcebible que esta censurase una vez en el poder.

Pues bien, esta izquierda hace las dos cosas a la vez: 1ª Cuando NO están en el poder, cuando son inferiores en número o en capacidad, han acudido a la estrategia liberal de reclamar falta de espacios o censura, 2ª Cuando tienen el poder, censuran, y lo hacen de manera indirecta (a través del escrache) como también directa (solicitando que el Estado se haga cargo de examinar qué es lo correcto o lo incorrecto políticamente hablando).

Por eso en sus raíces está la indefinición, porque quieren ser los más progresistas liberales, apoyando cualquier tipo de minoría, tribu o etnia que se encuentre oprimida en su sociedad, entregándoles el Dº de obrar o no-obrar libremente siempre y cuando no afecten directamente al resto. Empero, cuando se intenta ejecutar políticamente aquello se está en la incógnita, porque socialmente deben congeniar con el relativismo cultural y el multiculturalismo, económicamente deben divagar entre desarrollo social y ecologismo, y culturalmente entre agnosticismo y misticismo. Los pilares intelectuales de esta izquierda, son, por tanto, incoherentes y si debieran de decidirse por algo terminarían encerrándose en un grupo muy inferior en número por lo cual la definición no es una opción.

Yo a esta izquierda la comprendo desde las tres formas que podemos usar para comprender la realidad social: causal, funcional y racional.
  • Causalmente, es fácil entender el cómo y dónde se originó: Escuela de Frankfurt => Postmodernismo => Neoliberalismo => Caída del socialismo real (aquí podemos debatir si fue primero esto o el neoliberalismo) => Protestas antiglobalización en Estados Unidos, América Latina y Europa => Consolidación de la izquierda comunista postmaterialista => Consolidación de la izquierda socialdemócrata de la 3era vía => Consolidación de la izquierda radical populista y la verde.
  • Funcionalmente, esta izquierda rompe con el metarelato, disgrega a la clase trabajadora, debilita su organización nacional (y por tanto, internacional), y es altamente útil para grandes intereses.
  • Racionalmente, en los 90, 2000, 2010 e incluso hoy, todavía a muchos políticos parece lo más racional apoyar estas ideas aunque fueran solo en el corto plazo pues después de todo, ¿qué sector progresista quedaba en pie? El socialismo real se había derrumbado, el socialismo democrático se licuaba en su tercera vía...
Llegado hasta aquí, y como ocurre desde el siglo XIX, la derecha no puede hacer más que instaurar un punto de "conservadurismo" o "tradicionalismo", porque si consideramos que más o menos en términos ideológicos la sociedad se divide en 3 partes, una más conservadora, una más progresista, y una que se encuentra en un punto intermedio, siempre en términos sociales la izquierda tiene las de ganar (y viene ganando desde entonces) porque se apoya en un sistema económico que también destruye -muchas veces a lo loco- lo tradicionalmente construido. La derecha entonces no puede más que tratar de ralentizar el proceso. No es de extrañar que en la medida que la izquierda anteriormente mencionada emergía, también se fortaleciera esta derecha "neoliberal" o libertariana-AnCap que en su afán por defender la propiedad privada [del capital] y el libre mercado, fortalecieran hasta cierto punto a su contraparte, aun cuando vectorialmente fueran opuestas.

El problema es que ambas -tanto la izquierda populista indefinida, y la derecha Ancap- son un duro revés para las derechas e izquierdas ya constituidas: ambas no son en papel más que solo ideas a lo loco, políticamente son una basura, una propuesta irreal y/o ilógica de cómo llevar el ethos. Ambas están agrupando a un número cada vez mayor de simpatizantes que pelean entre sí, pero cuyas peleas se desarrollan en un espacio político impensable hasta hace 10 o 15 años.

Y ESTE ES EL ESPACIO QUE DENUNCIA A.I.S

Porque se habla mucho de no normalizar la violencia de género, por ejemplo, pero es que se normaliza un un liberalismo amoral, transgénico, transgénero, transespecie y transedad, drogadicto y abortero, posmoderno y poshumano, apátrida y luciférico.

Y básicamente coincido con que este liberalismo [compartido en esencia por esa izquierda y derecha] es amoral pues se constituye en una moralidad inexistente, que no se construye socialmente, sino que se asume como individual donde las únicas reglas son la de no interrumpir la libertad de otros. El AnCap se puede declarar patriota, tradicional y hasta conservador, pero mientras valide la idea de que cada persona es un átomo y el mercado es una suma de propiedades individuales, todo lo demás se diluye y se contradice (porque es imposible apoyar el libre mercado, que es lo mismo a apoyar el libre intercambio de ideas y negarse a que estas ideas carcoman sus propios principios), si se niegan a lo último, entonces deben de asumir que no están a favor del libre mercado y con ello, de que el Estado tiene un rol fundamental, pero el AnCap no estará nunca preparado para ese debate ya que su muerte se dará violentamente en un futuro. La izquierda no quiere libre mercado, pero sí libre flujo de ideas aprobadas previamente (como el libre mercado existe solo sobre la base de mercancías aprobadas con premeditación), lo que igualmente es contradictorio.

(Que oye, podemos estar muy a favor de apoyar a personas con disforia de género con los recursos de la SS para que hagan su transición y a la vez estar en contra de que cualquiera se hormone con dinero público sin una revisión médica, pero es que se está normalizando esa idea de libertad "si no interrumpo o limito la libertad de otra persona, puedo hormonarme, drogarme o caminar solo y borracho", lo que implica que cualquier crítica a tal medida es rechazada por no ser "normal" y por tanto, políticamente correcta, en consecuencia es censurable)

Se engendra así una sociedad donde el mercado del capital de una u otra forma se fortalece destruyendo, en el acto, lo tradicional, y reemplazándolo por algo diferente que no necesariamente es mejor a lo que había.
Completamente de acuerdo.

Muy buen análisis

Esas tres variables, aparentemente contradictorias , pero que la actual izquierda indefinida combina sin problemas "cabalgando contradicciones" cómo diria Pablo Iglesias

1) Liberalismo puro y duro . HAz lo que sea mientras no perjudiques la libertad de otro
2) Conservadurismo censor de todo lo que no te pete a tu corpus moral
3) Idea del progreso por el progreso. Es decir, el cambio y la ruptura es buena de por si....sin tener claro las consecuencias o que carajos se persigue con dicho cambio

Estos puntos no dejan de ser en cierto modo malas adaptaciones de la filosofía de Popper (la boa que cita AIS) y malas interpretaciones de la paradoja poperiana para justificar la censura mas obscena de lo que se escape de sus dogmas ideológicos , mezclado con la evolución ideológica iconoclasta de la escuela de Frankfurt y el posmodernismo que ya has citado.

De ese modo la libertad moral que preconiza y la ruptura de tabues se encorseta a su vez con la creación de nuevos dogmas morales y tabues sociales.

En el fondo se sustituyen unas censuras por otras y unos tabues por otros

PEro para mi toda revolución ideológica, todo movimiento ideológico tiene sentido dentro de una dialéctica de élites y formas de poder

LA izquierda indefinida es indefinida respecto al estado, porque las elites de poder a las que son funcionales y en cierto modo han patrocinado hasta su actual hegemonía precisamente buscanla disolución del estado nación tal cómo lo conocemos hacia un sistema de gobernanza mundial abiertamente oligárquico.
LA izquierda es indefinida respecto al estado y sencillamente campea por una serie de luchas identitarias concretas y de izquierda solo tiene el banderín de marca ideológica, pero un contenido ciertamente difuso es abiertamente funcional a los intereses de la oligarquía global.

De este modo se ha producido una división "cesaropapista" entre un poder duro, el económico, financiero, etc,,,,donde la oligarquía manda e impone sus dogmas en economía , política internacional etc....donde el paradigma ideológico sería el neoliberalismo
Y un poder blando, el moral, administrado por los políticos de la Izquierda indefinida encargados de su administración pero funcionales a los intereses de los primeros.

Algo así cómo la división poder feudal y religioso en la edad media

Ambas corrientes ideológicas, el neoliberalismo y el batiburrillo ideológico de la izquierda indefinida, el poder duro y el blando, está siendo fusionados por las elites oligárquicas mundiales en un nuevo modelo social y económico que los ideológos del foro mundial y similares han bautizado cómo "Capitalismo de las partes interesadas"

El invento consiste en una especie de superación del neoliberalismo al que se le incorporan dogmas morales y una supuesta cpacidad de dirección directa de la gobernanza mundial por parte de elementos oligarquicos

TRas la lucha entre socialismo real y capitalismo, donde este emerge momentáneamente cómo una única forma posible de concebir el mundo (El fin de la historia de Fukuyama) y se instaura la globalización, bajo la hégira del neoliberalismo, donde los mercados priman en un marco de desarme regultorio de los estados

EL problema surge cuando en ese marco de globalización diversos modelos de capitalismo de estado, (China, los asiáticos , en menor medida Rusia....) han demostrado su pujanza y el neoliberalismo en la crisis del 2008 ha demostrado las debilidades de un modelo donde el individualismo y el egoismo individuala su libre albedrío lograrían el mejor de los mundos y el mas óptimo de los resultados.

LA respuesta de los oligarcas a ese mundo alternativo que es el capitalismo de estado, donde se da libre mercado pero con el estado en papel de director de orquesta tutelador y coordinador ha demostrado tener mas músculo ha sido este llamado Capitalismo de las partes interesadas...que no deja de ser una organización de economía organizada, tutelada y dirigida pero con la oligarquía encabezando dicha tutela y un debilitado estado en papel de subordinación.
ES decir, el nuevo capitalismo de las partes interesadas Stakeholder capitalism, no es mas que el capitalismo de Estado pero con las instituciones oligarquicas en el papel del estado cómo directores de orquesta de la economía

Cómo en el capitalismo de estado es necesario la aglutinación de los agentes sociales y productivos en torno a un corpus ideológico y una serie de valores morales.Es aquí donde entra la izquierda indefinida....que es indefinida respecto al estado, pero si funcional a los valores oligarquicos junto a los que aspiran a cogobernar (en la serie de instituciones relacionadas con moral, ong, universidades, fundaciones , think tanks y similares cómo administraodres de la gobernanza mundial)


saludos
Avatar de Usuario
Shaiapouf
Político retirado
Mensajes: 16940
Registrado: 28 Dic 2011 08:51
Ubicación: NGL

Re: Ana Iris Simón, Lucifer y el falangismo

Mensaje por Shaiapouf »

gálvez escribió: 15 Ago 2022 12:20 Cómo en el capitalismo de estado es necesario la aglutinación de los agentes sociales y productivos en torno a un corpus ideológico y una serie de valores morales.Es aquí donde entra la izquierda indefinida....que es indefinida respecto al estado, pero si funcional a los valores oligarquicos junto a los que aspiran a cogobernar (en la serie de instituciones relacionadas con moral, ong, universidades, fundaciones , think tanks y similares cómo administraodres de la gobernanza mundial)
Sí, estoy de acuerdo con esta idea desde hacía tiempo :-) Creo que por lo menos unos 5 o 6 años. Sin embargo, creo que esta funcionalidad solo es coyuntural y de mediano plazo pues contiene en sí una problemática irresoluble: su condición perecible y volátil. Fíjate que tanto la izquierda indefinida como la derecha Ancap es inútil, cuando acceden al poder todo el discurso queda en el discurso, y ello ocurrió con UP por el lado de la izquierda (también pasará con Boric en Chile y de seguro Petro en Colombia) y con Milei en Argentina por el lado de la derecha. Lo matizo, no es que no vayan a hacer nada, al contrario, pueden hacer mucho, pero su obra será indiferente de las izquierdas y derechas constituidas, volvamos al ejemplo de España, el gobierno PSOE - UP si bien es visto por la derecha como una radicalización del PSOE hacia la izquierda, para el votante promedio de UP no ha sido más que una claudicación tras claudicación, por lo tanto, ¿valdría la pena preguntarse si fue el PSOE el que se izquierdizó o en realidad UP demostró que en poder no puede hacer más que intentar que el PSOE actúe un poco más a la izquierda de lo que acostumbra? Lo digo porque aunque parezcan afirmaciones similares, son en esencia muy diferentes, especialmente si consideramos la particular situación en la que Pedro Sánchez se encontró tras asumir este gobierno (especialmente luego de febrero del 2020).

Yo estimo que esta década será la década de la decepción. Tanto esta izquierda indefinida como la derecha Ancap no harán más que decepcionar y con ello de desinflarse, aunque sería interesante saber realmente hasta qué punto están infladas, pues el fenómeno Pablo Iglesias, Gabriel Boric, Gustavo Petro y AMLO son reconocidos por su alta adhesión pero... fuera de Twitter y Youtube, ¿hasta qué punto Juan Ramón Rallo o Javier Milei tienen arrastre? Tenemos ciertos indicios en Argentina, mas no en España.

Creo que buena parte de su audiencia no es totalmente parte de esa derecha que conforman, sino que simplemente buscan adherir a una parte del discurso (mira a José, que justifica el liberalismo económico pero políticamente está más cerca del autoritarismo nacionalista ruso) y no al todo completo.

Ya lo dije, tanto la izquierda populista, radical indefinida, como la derecha Ancap extravagante son funcionales a este momento histórico, pero son altamente dañinas para con la izquierda y derecha ya existentes en el mediano plazo. O dicho en un ejemplo más simple: en el corto plazo quizás esnifar coca pueda servir para aguantar una semana de pruebas, curro y fiesta, pero ya luego de un semestre, año o lustro, el cuerpo lo sufrirá sin remedio ni solución. Esta izquierda y derecha son dañinas en el mediano plazo por los siguientes motivos:

1º Son política y geopolíticamente inútiles. ¿Cómo planteas caminos y hojas de rutas a nivel Estado nacional e internacional creyendo en la autodeterminación de las naciones o la autodeterminación del individuo? Es sencillamente imposible.

2º Culturalmente la idea de Estado-nación es una "no-idea". Simplemente están derruyendo lo que le tomó al liberalismo más de 100 años en construir con apoyo de las izquierdas institucionales.

Ambos defectos se pueden ejemplificar en mil ejemplos diferentes (por ejemplo, ¿qué habría hecho Juan Ramón Rallo luego del plebiscito catalán?

Son corrientes que se sostienen porque el mundo ideológico está, según yo, en un proceso de transición de paradigmas.

A. Estamos transitando internacionalmente de la hegemonía norteamericana (en su momento compartida con los soviéticos, aunque estos en un plano bastante segundón) a una diferente, probablemente una hegemonía que por primera vez en la era moderna será mundial y "no-occidental".

B. Estamos transitando por primera vez desde el siglo XIX de un escenario político ideológico donde el liberalismo institucional como eje central del resto de las ideologías a un escenario diferente aún sin constituir.

< Aquí me detengo, pues debido a la influencia ejercida por la derecha Ancap, se piensa que el liberalismo es hoy más fuerte que hace 40 o 50 años, y es al revés, de hecho un conservador sabe que en realidad el liberalismo es el origen del fortalecimiento del Estado - Nación, no al revés. El liberalismo en su origen siempre ha sido de centro, a la izquierda del conservadurismo -en su defensa de la igualdad legal, la libertad del individuo, pero también la destrucción de la propiedad de antiguo régimen- y a la derecha del socialismo/anarquismo -en su defensa a la meritocracia, la propiedad privada y la explotación-, el liberalismo como eje central siempre abogó por un Estado que destruyera al antiguo régimen, centralizando la educación y los servicios para tener un mínimo, pero a la vez este Estado debía garantizar libertades individuales y sociales en contra de cualquier intento por establecer igualdades sustantivas. Por eso realmente la derecha Ancap para muchos no es más que otra forma de conservadurismo al estar más a la derecha que el liberalismo, pero a la vez al ser más progresista que el conservador en asuntos sociales y morales, termina divagando en un mundo extravagante.

Este liberalismo convergió en el socioliberalismo y la socialdemocracia, y, tras el fracaso de ambos desde los años 70 en adelante el liberalismo como tal ha perdido su vigencia.

Lo que hoy ocurre es que el concepto "liberal" se ha manoseado por las corrientes herederas de la escuela austriaca, la cual lejos de ser esencialmente liberal, era muy conservadora, aun cuando fueran unos conservadores raros. >

C. La economía mundial está más internacionalizada que nunca -lo que llamamos globalización- y con ello las grandes empresas también se han fortalecido. Para nadie es sorpresa que son pocos los países (Pej. China, Estados Unidos) que pueden ponerle las íes sobre la mesa a gigantes como Google o Amazon. El Estado-Nación creado y consolidado se ve muy limitado, lo cual repercute directamente en su sociedad, porque, ¿cómo buscar un New Deal si al intentar un movimiento estas grandes empresas amenazan con llevarse su capital o ejecutar una huelga de capitales?

La alternativa "a la europea" es una opción que en muchos sentidos es sensata, sin lugar a dudas.

D. Sin embargo, el converger a nuevas formas y superestructuras multiestatales se contradice con la eterna pugna a la que se someten regiones perdedoras y regiones ganadoras tras la consolidación de espacios nacionales.

Cuando se creó el Chile moderno, el sur se vio sometido al centro, a su vez en España las viejas Castillas perdieron frente a las pujantes regiones costeras, y en Argentina Buenos Aires terminó imponiéndose al resto de provincias. Más o menos la constitución de nuevos proyectos multiestatales implica lo mismo, solo que a escala mayor y con nacionalismos ya forjados. En el caso europeo los países mediterráneos pierden frente a los nórdicos, pero a la vez los ciudadanos del norte perciben que deben subsidiar o mantener a los ciudadanos del sur... como sea, ambos relatos pueden tener parte de razón mas lo importante es que democráticamente es muy difícil de solucionar.

E. Lo que me lleva a la otra gran transición: la democracia ha entrado en un descrédito. Muchas razones podemos encontrar, y algunas quizás se encuentran mencionadas, por ejemplo el mismo hecho de que la economía ha evolucionado a grandes fortunas puede hacer que cada vez eso de "un ciudadano - un voto" sea menos cierto (por lo menos en el mundo de las percepciones). Porque no solo se trata de la clásica lucha entre los ciudadanos normales de Springfield versus Mr. Burns, es que ahora son los ciudadanos de Springfield versus otros multimillonarios que ni siquiera conocen su ciudad y que desde Taiwán, París o Londres toman decisiones que repercuten en su ethos.

No es de extrañar que la salida autoritaria sea vista con mayor gusto por primera vez en sociedades que hasta hace no mucho se consideraban "democráticas". Lo que demuestra que aquella creencia de que en el capitalismo avanzado la democracia ES la forma de gobierno resultó ser errada.

F. Los mismos cambios en la economía conllevan modificaciones en el mercado del trabajo, con especial intensidad en aquellos países que divagan entre el mundo desarrollado y subdesarrollado (Pej. Grecia, Portugal, en parte España), pero también con fuerza sobre la clase trabajadora y con mayor intensidad en los más jóvenes.

Las nuevas tecnologías, la necesidad empresarial por abaratar costos, y la -en muchos casos- ruptura entre los contratados y los no-contratados (que suelen ser los más jóvenes), sumado al factor subcontratación y externalización, ha modificado aceleradamente los patrones en el mercado laboral, y lo seguirá haciendo durante los próximos 15 o 20 años.

España es un caso grave donde la clase trabajadora menor de 40 años vive una hecatombe social, pero otros países de la zona también presentan problemas similares.

Lo cierto es una cosa: a nivel laboral aquel relato de ascenso social, seguridad en el empleo, y realización de los sueños es una idea que murió con el siglo XX.

Nuestros padres pudieron hacerse de casa propia, nosotros no. Podrán decir que es porque nos vamos de copas (como alguien dijo), pero creo que hay muchos otros motivos (como que hacia los 80 o 90 con 5 o 10 años de sueldo se pudieran comprar una casa mientras que hoy, una casa de iguales condiciones requieren 20 años de sueldo... datos que me invento pero la tendencia sí o sí es ascendente).

Lamentablemente el mercado internacional capitalista está hecho para que un 20% de la población pertenezca a sociedades avanzadas, el resto queda en la periferia o semiperiferia, y según el cálculo que hice hace unos años, considerando el total de la población que falta por integrar en el mercado, como mucho 200 millones de habitantes podrían pasar a formar parte de sociedades avanzadas.

200 millones es aprox. un 20% de la población china, ergo, si China sigue creciendo y desarrollándose, escalando en los deciles internacionales como lo hizo Corea, irremediablemente países como Portugal, Grecia y España/Italia (estos en parte por lo menos) serán expulsados a la semiperiferia porque comparativa y competitivamente no tienen ventaja alguna. Bueno, solo una, la de estar en el mercado común europeo a pocos Km. de Alemania, fuera de eso, ¿qué le asegura a Castilla León estar cerca de Madrid? La gente igual emigró de las Castillas a las CCAA más pujantes. O dicho de otro modo, el futuro de los españoles y portugueses en ese escenario será el de emigrar a París, Berlín o Bruselas, mientras en sus países se quedan los justos, como quien dice "me quedé en el pueblo a trabajar el campo".

SON TODOS ESTOS CAMBIOS LOS QUE DEBERÁN ZANJARSE EN UN NUEVO ACUERDO SOCIAL INTERNACIONAL

Los vectores a través de los cuales este nuevo acuerdo terminará cuajando podrían ser:
  1. La manera en que se organicen los países internacionalmente, si es a través de la guerra o de la diplomacia. Pareciera que la opción primera es la más probable pues no veo cómo China, Estados Unidos y Japón solucionarían sus diferencias, por ejem.
  2. La organización nacional e interregional que permita asegurar estabilidad sociopolítica y una adecuada atracción de los capitales. La fórmula de aquello no se puede idear previo a su propia consumación como siempre ha ocurrido. Aunque si uno investiga la historia económica los patrones se repiten: cercanía geográfica de los más importantes mercados, estabilidad y un capital humano competitivo.
  3. El nacimiento de una nueva generación de izquierda que como las políticamente definidas -socialdemócrata, comunista, entre otras- pueda dar cuerpo ideológico al capitalismo del siglo XXI.
Esto último es clave, pues pocos se han percatado de que la izquierda ha sido desde el siglo XIX además de una gran crítica de la sociedad vigente, una herramienta para que el mismo sistema se perpetúe. La izquierda ha sido a nivel internacional la gran aval ideológica del capitalismo. Sin izquierda sería imposible que el capitalismo post revolución francesa pudiera haber existido, ya que fue la izquierda la que hizo entender a la comunidad política los cambios más relevantes para que el sistema pudiera sobrevivir tras cada crisis.

(Por eso por ejemplo, los políticos de Washington incentivaron a las dictaduras sudamericanas pactar y permitir el surgimiento de una oposición "socialista", y por el mismo motivo, siempre se ha tachado a la élite política de Colombia como altamente inculta y dada a los errores por evitar que la izquierda se hiciera de institucionalidad)

Se dice que un sistema exitoso es el que es capaz de mantenerse, pero ningún sistema se mantiene solo "porque sí", hay detrás actores que ejecutan los cambios/reformas requeridas para su perpetuación. Y desde el SXIX esos cambios los ha llevado principalmente la izquierda.

La derecha también ejecuta cambios, pero son cambios más lentos y en buena medida en respuesta moderada a la izquierda. El papel de la derecha en general es contener a la izquierda, pero es la izquierda la que idea los cambios y los ejecuta.

Por eso es fundamental que emerja una nueva izquierda políticamente definida, no así la derecha pues eso es lo fácil.

Lo interesante es que para que exista una izquierda, esta se debe adaptar al contexto. La socialdemocracia y el comunismo realmente existente nacieron en un tiempo y espacio ad hoc, ¿cómo debería ser esta posible "nueva izquierda"?

Según yo, no podría ser nacional. Es decir, su proyecto debería considerar plataformas nacionales, pero en una segunda etapa tener perspectivas internacionales o interregionales. Y son pocos los espacios geográficos que permiten ese tipo de movimientos políticos, siendo Europa, uno de los espacios donde no se puede (porque se habla diferentes idiomas y se tienen diferentes herencias culturales, lo que me parece no es un impedimento total, pero sí es más posible una izquierda hispana que una izquierda europea como proyecto).

Me he liado con esto, y creo que me he desviado, pero todo tiene su punto de conexión con el tema de Ana Iris Simón.

Si bien ha sido criticada ampliamente por los representantes del progresismo (como Antonio Maestre), dudo mucho que sus palabras tengan que ver con un acto en sí (por ejemplo abortar), sino con un conjunto de ideas que en suma se nos presentan como una abominación que se creó a lo largo de 20 o 30 años sin que nos percatásemos de lo abominable que era hasta que nos golpeó en toda la cara.

Pero a mi parecer es una abominación con fecha de caducidad.

Saludos.
.
Responder