Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control menta

Arte, historia, filosofía, religión y otras humanidades
Responder
Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control menta

Mensaje por Atila » 25 Oct 2020 18:22

'

Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control mental de masas. Por Max Romano.

¿Qué es un negacionista en el lenguaje político-ideológico actual? Daremos una respuesta breve pero pertinente al final de este artículo.

Empezaremos con el uso más reciente, impúdico y ridículo de la palabra negacionismo. Me refiero a la nueva expresión negacionismo de la mascarilla y del coronavirus que han acuñado los medios de comunicación. La utilizan para sazonar artículos cuyo objeto no es informar sino desacreditar, denigrar intentando mantener la ficción de la objetividad informativa. En este caso se trata de la plataforma Médicos por la verdad y en general todos aquellos que discuten la versión oficial de lo que está pasando con la epidemia del coronavirus, que rechazan las medidas que se toman, la gestión de la situación, las mascarillas, etcétera.

Unas medidas que recientemente, como sabemos, han llegado a inéditas restricciones liberticidas inéditas como prohibir fumar en la calle, con el pretexto de que favorece la difusión del virus. Papanatas escogidos para salir en los informativos se muestran encantados con ello y que les quiten (sobre todo a los demás) otra pequeña libertad. Y es que en este país gusta mucho prohibir: cualquier politiquillo en las Administraciones públicas, cualquier mediocre que ostenta un cargo o carguillo, parece que está sólo esperando la ocasión: para prohibirnos algo más, para regular algo que no estaba regulado. Debe de ser que así se sienten alguien, que de esta manera se sienten redimidos de su nulidad.

Volviendo a la práctica de poner en la picota a los “negacionistas” el lenguaje empleado es el de toda la vida cuando se trata de poner fuera del círculo de lo admisible una idea, una tendencia, una opinión; delimitando así el campo en que el poder admite sus “debates” y sus “intercambios de ideas” domesticados. El uso de la palabra negacionismo es como una firma, la marca de fábrica de ese procedimiento de control mental sobre la opinión pública, que consiste en establecer desde arriba lo que es una opinión y lo que no es opinión sino negacionismo.

No se les habrá escapado a los lectores que esta palabra-policía se usa especialmente en otros dos contextos: negacionismo del cambio climático, negacionismo del Holocausto. En ambos casos el así llamado “negacionista” es por supuesto el que niega. ¿qué niega? lo que el Poder ha decidido que es la verdad verdadera.

No tengo el mismo nivel de conocimiento acerca de estos tres negacionismos. Empezando por el que conozco peor, el negacionismo del coronavirus, no creo que muchos nieguen que existe una epidemia; pero hay cosas que necesitan respuesta y fundados motivos de perplejidad. Aparte de que es evidente cómo están aprovechando esta situación para meterle el miedo en el cuerpo a la gente e imponer un sistema de control y vigilancia que difícilmente aceptaría en otra situación, todavía nos tienen que explicar de manera convincente por qué en la pandemia de 1968 con un millón de muertos en todo el mundo (virus H3N2 de la gripe aviar) no se confinó a la gente, ni se creó un clima de histeria y alarma mundial como si fuera el apocalipsis.

Quizá haya una buena razón para ello; pero desde luego no me van a convencer llamando “negacionistas” a quienes se oponen a la gestión de la pandemia hoy. En cuanto al uso de las mascarillas no puedo juzgar si los de Médicos por la verdad tienen o no razón, pero sí sé que hace pocos meses las autoridades nos decían que no eran necesarias; ahora salen con que lo decían porque no había mascarillas. Es decir que hace unos meses lo que nos contaban era basura. Entonces, yo no tengo por qué aceptar que lo que hoy nos dicen sea correcto y no el enésimo montón de basura. A menos que haya un confronto de opiniones profesional, en vez de palabras-policía, con quienes están en desacuerdo que no me parecen indocumentados.

En cuanto al negacionismo climático, también aquí hay razones para dudar de que nos estén narrando la película correcta, de que no se trate más que de un tinglado mediático-propagandístico y una doctrina que se nos quiere imponer por parte de quienes tienen el poder de condicionar la opinión pública. Esto no quiere decir naturalmente que haya que ignorar el tema del medio ambiente; los daños al ambiente y la degradación del entorno existen, el modelo de crecimiento económico y consumo a ultranza es destructivo y nefasto.

Pero precisamente porque es un tema tan importante, es por lo que no debe ser dejado en manos de ecologistas de ciudad y fin de semana, animalistas, antitaurinos, izquierdistas varios y revolucionarios de salón. Esta patulea jamás corregirá los daños provocados por el modelo de desarrollo capitalista porque son parte de él. Son la válvula de escape y el entretenimiento de los chavales que juegan a ser rebeldes antes de integrarse en la normalidad del gran conformismo.

Que la religión del cambio climático sea parte de la ideología oficial nos lo confirma de manera clamorosa una sabrosa página de la ADL (Anti Defamation League) donde encontramos sus recomendaciones de censura en internet (campaña stop hate for profit) dirigidas a las redes sociales (recomendación n.4):

“Find and remove public and private groups focused on white supremacy, militia, antisemitism, violent conspiracies, Holocaust denialism, vaccine misinformation, and climate denialism.”

El ADL, para quien no lo sepa, es uno de los más potentes grupos de presión del lobby sionista en Estados Unidos, dedicado a perseguir y hacerle la vida difícil a quienes critican el Estado de Israel o el mismo poder del lobby y su manera de condicionar la sociedad y la política americana. De pasada diremos que en Estados Unidos el lobby judío es una realidad por todos conocida y asumida, a diferencia de Europa donde no sólo opera en la sombra, sino que se nos quiere convencer de que no existe.

Es evidente por qué quieren imponer la censura en internet contra lo que llaman “antisemitismo” y “negacionismo del holocausto” puesto que el sueño húmedo de este grupo de presión es sofocar la libertad de pensamiento, de expresión y de investigación histórica en todo lo atañe directamente a sus intereses, en lo económico, lo histórico y lo político.

Aquí no comentaré más sobre el tema del revisionismo histórico, simplemente lo siguiente. Lo que nos venden como “historia de la Segunda Guerra Mundial” no es más que la propaganda de guerra de los vencedores, y como tal contiene una gran cantidad de exageración, de omisión y directamente de falsedad. ¿Cuánta medida? La policía del pensamiento hace imposible, por el momento, saberlo. La manera sería precisamente lo que llaman “negacionismo” que es la actitud correcta y habitual en cualquier campo de estudio (excepto en éste): valorar las pruebas, los documentos, los testimonios, y someter a revisión crítica las cosas. Sin que nadie tenga que ir a la cárcel por ello, se le expulse de su trabajo y su cargo académico, se prohíban sus libros y se cierren librerías. Todo lo cual ha sucedido y está sucediendo en España y Europa.

Dicho esto, menos claro pero entendible, en el contexto de la política americana, es por qué una asociación perteneciente al lobby israelita tiene interés en censurar en internet el “supremacismo blanco” y el mundillo de las “milicias”. Lo que ya es casi surrealista que el lobby se preocupe por censurar el “negacionismo climático” y la “desinformación sobre las vacunas”.

Pero no se trata de surrealismo. Es simplemente que todo forma parte del mismo paquete envenenado, la misma mercancía averiada que nos quieren vender.

Y así llegamos a nuestra conclusión y a responder a la pregunta planteada al principio. ¿Qué es un negacionista? Es el que no quiere la mercancía averiada. El que se niega a comulgar con las ruedas de molino, a tragarse las mentiras que el poder quiere enchufarnos en la cabeza a la fuerza. El que representa la libertad humana y la rebelión contra el paquete envenenado que nos venden a precio de oro.

https://elcorreodeespana.com/opinion/50 ... omano.html

Más bien explicado no puede estar.
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 25 Oct 2020 19:13

WOLFGANG GIL LUGO 02/06/2020

A mediados del siglo XIX, Ignaz Semmelweis, un médico obstetra húngaro, estaba espantado por las elevadas cifras de muertes de mujeres que acababan de dar a luz. La circunstancia lo condujo a descubrir que lavarse las manos evitaba infecciones. Con esta sencilla orientación, los fallecimientos disminuyeron drásticamente. Una acción que ahora nos parece tan básica, no lo era hace apenas siglo y medio. En 1847, se lo propuso a sus colegas, quienes lo tildaron de loco, de charlatán.

Esto que le sucedió a Semmelweis no fue un caso aislado. En la historia de la ciencia estas situaciones han sido frecuentes. Cómo no recordar la condena de Giordano Bruno a la hoguera por afirmar que el universo era ilimitado y que las estrellas eran soles en torno a los cuales giraban planetas como el nuestro. También está el caso de Galileo, en cuyo juicio la Inquisición le mostró los instrumentos de tortura para obligarlo a retractarse de sus convicciones heliocéntricas.

¿A qué se debe este fenómeno de negar las evidencias?

La primera respuesta está en la teoría de la historicidad de la evolución de la ciencia. Thomas Kuhn, autor de La estructura de las revoluciones científicas (1962), expone que la ciencia está compuesta por grandes marcos conceptuales, los paradigmas, que articulan el saber de una época. Limitan lo que puede ser investigado y lo que no. Todo paradigma nace de la superación del paradigma anterior, pero tiene que esperar que muera la generación defensora del antiguo paradigma antes de que se acepte el nuevo.

El paradigma dominante dicta la ceguera selectiva de las evidencias que pueden poner en duda el nuevo paradigma. Si el científico obra de buena fe, debe estar abierto a considerar las nuevas evidencias. En caso de no hacerlo, incurre en una actitud que se ha denominado negacionismo.

La naturaleza del negacionismo

Los ejemplos clásicos de historia de la ciencia están referidos a los problemas de aceptación de un nuevo paradigma. El negacionismo parece estar relacionado al rechazo de paradigmas establecidos a favor de ideas radicales y controvertidas. Más bien, los negacionistas alegan que son los precursores de un nuevo paradigma al que se le niega el derecho a existir. Por eso, una estrategia argumentativa típica de estos es apelar al relativismo. Reducen las evidencias del adversario a una opinión, a la cual le pueden oponer otras. Parecen acogerse a la cuarta ley de Arthur C. Clarke: «Para cada experto hay un experto igual y opuesto».

En tal sentido, se puede describir el negacionismo como la elección de rehusarse a aceptar una realidad como forma de evitar una verdad psicológicamente incómoda. Las raíces del negacionismo se hunden profundamente en las pasiones, por tanto, se puede afirmar que su naturaleza es irracional, pues evade el reconocimiento de realidades empíricamente verificables.

Esta versión del negacionismo encuentra una explicación en el concepto de la disonancia cognitiva, cuyo término fue acuñado por el psicólogo estadounidense Leon Festinger. En su libro A Theory of Cognitive Dissonance, de 1957, Festinger explica: “El trasfondo básico de la teoría consiste en la noción de que el organismo humano trata de establecer armonía interna, consistencia o congruencia entre sus opiniones, actitudes, conocimientos y valores” (p. 260). En otras palabras, cuando el ser humano percibe una incoherencia entre sus creencias, surge la necesidad de restablecer la coherencia, aunque sea falsa.

Un famoso ejemplo se refiere al vicio del tabaquismo. En ese este entran en contradicción el instinto de conservar la salud y la adicción al cigarrillo. La solución disfuncional se encuentra en autocomplacerse justificándose a sí mismo diciendo que es mentira que el cigarrillo hace daño a la salud.

Los desvaríos negacionistas

Al comienzo de la pandemia de Covid-19, vimos no solo a ciudadanos de a pie, sino a muchos gobernantes negar el peligro del virus y decir que no era más que una simple gripe. También oímos innúmeras voces conspiranoicas, las cuales, además de sus ya clásicos sofismas, afirmaban que no era más que una treta de los gobiernos para aumentar el control sobre los ciudadanos. (Esto sin negar que muchos gobernantes autoritarios aprovecharon para pescar en río revuelto).

Antes, hemos sido testigos de muchas negaciones. La del SIDA, la de la existencia del cambio climático, la negación de la importancia y necesidad de las vacunas para prevenir determinadas enfermedades, entre muchas otras. El más pintoresco negacionismo consiste en la refutación de la esfericidad de nuestro planeta por parte de los convencidos defensores de la Tierra Plana.

Mención especial merece la negación de genocidios sistemáticos, como el holocausto armenio en 1915 perpetrado por los turcos, así como el holocausto judío autoría de los nazis en los años cuarenta del siglo pasado. Paradójicamente son negados por aquellos a quienes les complacería que se repitieran esos desdichados hechos históricos. En estos casos, el origen pasional del negacionismo puede estar conectado a agendas ocultas. Entre sus motivaciones se incluyen el fanatismo o el interés, ya sea religioso o político.


La hipnosis ideológica

En casos tan radicales como el nazismo, la explicación del negacionismo exige ser profundizada, pues entramos en una nueva dimensión. Ahora, no se trata solo de desconocer un hecho científico, sino de arrebatar la humanidad a otras personas.

Para lograr esto es necesario hacer un lavado de cerebro a las masas, el cual solo puede ser explicado como una combinación de ideología e hipnosis, tal como hace Robert Anton Wilson, pensador ácrata e investigador del fenómeno de la manipulación mental. Según dice Wilson, en su brillante articulo Creative Agnosticism, los totalitarismos utilizan una retórica capaz de producir un profundo sueño ideológico. En tal estado de trance, las evidencias dejan de ser un problema, porque el pensamiento crítico desaparece. Las masas han entrado en la visión del túnel de los hipnotizadores. Este proceso de seducción mental exige un terreno abonado por sujetos dispuestos a ser eximidos del fracaso de su propia existencia, para así encontrar algún chivo expiatorio a fin de endosarle la culpa.

Wilson dibuja dos personajes conceptuales para describir el proceso progresivo de degradación moral. El primer grado está representado por el Hombre Correcto, el sujeto que está convencido de que posee la virtud de nunca equivocarse, es decir, solo es verdadera su visión de túnel de la realidad. El segundo grado está encarnado por el personaje del Macho Violento, quien considera que tiene la potestad de exterminar a quienes amenazan su visión de túnel de la realidad. Este último personaje encarna lo que Norbert Bilbeny llama el “idiota moral”, quien está convencido de que el fin justifica los medios y no hace uso del pensamiento para corregir esta falacia ética.

De esta manera tiene lugar la más siniestra de las bodas. La unión de la visión del túnel con el resentimiento. El resultado consiste en apagar la sensibilidad que percibe el valor de la vida humana. Tan solo queda vengar una ofensa justificada en una fantasía enfermiza. Por este camino, se crea una actitud psicópata, la cual se alimenta del círculo vicioso de representación distorsionada de la realidad con bajas pasiones. Si esto lo combinamos con burocratismo, obtenemos como resultado el concepto de “banalidad del mal” de Hannah Arendt.

La anomalía quijotesca

Según Cicerón, la evidencia es la más decisiva demostración. Quienes niegan las pruebas consistentes lo hacen tomados por una ignorancia particular: la que rechaza deliberadamente el conocimiento. La forma más infame de negacionismo es cuando va unida a la “idiotez moral” que señala Norbert Bilbeny: la que despoja de humanidad a los semejantes. Entonces, el negacionismo aspira a la licencia de liberar las pulsiones sádicas.

Existen situaciones excepcionales donde pasar por encima de las evidencias puede tener alguna razón válida. Tal es el caso de Don Quijote, quien, en su locura, rechaza la esfera de la normalidad compartida. Pero no lo hace para manipular. Su propósito es escapar de un mundo sin poesía, carente de sentido. Como dice Claudio Magris, en Utopía y desencanto: “(Don Quijote) entiende que el mundo no está completo ni es verdadero si no se va en busca de ese yelmo hechizado y esa beldad luminosa”. Si bien el caballero de la triste figura puede evadirse de su realidad, el atenuante es que no lo hace desde la perspectiva del “idiota moral” que describe Bilbeny.

Es saludable mantenernos alejados del negacionismo. Sobre todo en situaciones tan graves como la que ha ocasionado el SARS-CoV-2. Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, afirmó que “las últimas pandemias de influenza moderadamente severas sucedieron en 1957 y 1968; cada una mató a más de un millón de personas en todo el mundo”. Y agregó que “aunque estamos mucho más preparados que en el pasado, también estamos mucho más interconectados, y muchas más personas hoy en día tienen problemas de salud crónicos que hacen que las infecciones virales sean particularmente peligrosas”.

A la fecha, la Covid-19 pasa de los 6 millones de infectados y nos acercamos a los 400.000 fallecidos globalmente. Sin embargo, son demasiados los que siguen descreyendo de la enfermedad “porque todavía no han visto el primer enfermo”. Cuidado. Muchas veces terminamos siendo el ejemplo contrafactual de lo que decimos. El desafío consiste en mantener la ponderación. Como decía el físico teórico Richard Feynman: «Hay que tener la mente abierta. Pero no tanto como para que se nos caiga el cerebro».

https://prodavinci.com/a-los-que-niegan ... ronavirus/
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 25 Oct 2020 19:32

'

A) No has leido el mensaje que he copiado.
B) Que te pagan para copiar tochos sin leer mis mensajes?
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 25 Oct 2020 20:19

Lo he leído, tú no has leído la respuesta ni la vas a leer.
¿Te pagan los de El correo de España por artículo tocho posteado en los foros?

PD: Está bien explicado o mejor explicado no puede estar, no como dices "Más bien explicado no puede estar."
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 25 Oct 2020 22:08

He leido tu tocho, como era de esperar contiene muchos fallos. Dentro de lo mala que es la prensa, "El Correo de España" es de lo menos malo.
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 26 Oct 2020 00:22

El Correo de España no es un periódico, es un panfleto.
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
gálvez
Miembro del Politburó
Mensajes: 24620
Registrado: 11 Oct 2011 19:48

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por gálvez » 26 Oct 2020 12:43

Muy buen artículo.

saludos

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 26 Oct 2020 14:11

"El Correo de España" trae menos mierda que "Lo Pais".
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 26 Oct 2020 14:20

No compro El País que podrá ser un periódico malo o bueno como El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia pero no es un panfleto como El Correo de España dedicado a esparcir odio, difamar a los demás y a la apología agresiva de una determinada ideología.
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
Edison
Autónomo
Mensajes: 11336
Registrado: 04 Ene 2014 16:23

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Edison » 26 Oct 2020 14:52

:+1

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 26 Oct 2020 14:58

Se nota que no miras ni los titulares de "El Correo de España". Aclara lo que has escrito, "odio" a quien?, "difamar" a quien? "apología" de quien?
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 26 Oct 2020 15:24

Busca lo que es un panfleto.
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 26 Oct 2020 15:37

Todo son panfletos, "eldiario", "púbico", "elplural", "infolibre", "ABC", "Lo Pais", "El mundo", "La Razón", etc. etc. etc. todo son panfletos, depende de donde estés situado.
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Doc_McCoy
Funcionario
Mensajes: 5299
Registrado: 03 Nov 2013 01:49
Ubicación: in your fucking head

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Doc_McCoy » 26 Oct 2020 15:59

Panfletos son los que pones tú, precisamente por lo que dices de estar situado como nazi, al margen del espacio y tiempo.
"Señores, no estén tan contentos con la derrota de Hitler. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al bastardo, la puta que lo parió está de nuevo en celo"
Bertolt Brecht

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 48249
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Atila » 26 Oct 2020 16:14

No hace tanto tiempo que traía noticias de los más diversos panfletos, tanto de "derechas" como de "izquierdas", repito, todo son panfletos, sólo depende de donde te situas.
Dime panfletos que para ti no lo sean. Espero nombres. :juas
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Edison
Autónomo
Mensajes: 11336
Registrado: 04 Ene 2014 16:23

Re: Opinión. Negacionismo, la palabra policía que se ha convertido en símbolo de libertad y rebelión frente al control m

Mensaje por Edison » 26 Oct 2020 16:35

No vale la pena perder el tiempo. De donde no hay no se puede sacar. :facepalm:

Responder