Megalodón vs Batman - Análisis exhaustivo del efecto cuñado

Arte, historia, filosofía, religión y otras humanidades
Avatar de Usuario
labora-t
Salario mínimo
Mensajes: 1809
Registrado: 17 Jun 2014 23:23

Megalodón vs Batman - Análisis exhaustivo del efecto cuñado

Mensaje por labora-t » 25 Oct 2020 15:00

Cualquiera que se haya dado una vuelta por un foro como este en los USA, se habrá dado cuenta de que la fuerza que tiene en ese país el movimiento cuñado es ignominiosa. Esto es así porque en el país cuñado el control por la población psicópata es muy férreo y, para poder llevar a cabo su fantasía, necesitan dotar de muy baja autoestima a los cuñados (the masters of the pufo). Dividen, vencen y finalmente someten al cretino a un dilatado de ojete coloradote de proporciones mastodónticas.
En esas condiciones de baja autoestima, prácticamente toda la población cuñada (los del 99%) está obsesionada, lógicamente, con los objetos o animales gigantes de forma fálico-sádica (sálica), o que incorporan estas formas sálicas en su fisionomía, como King Kong, los megalodones, los dinosaurios, los misiles tierra-tierra transcontinentales y los cañones que lanzan dichos misiles, así como Superman, Hulk, Dwayne Jhonson y todas sus variantes, como Flash Gordon.
Así, cualquiera se podría imaginar a un cuñado que, por no haber estado con muchas nachas experimentadas en la cama, se cree que tiene un empalador vikingo, cuando en realidad es un minijack estéreo de 3.5 mm. (un conector estándar de auriculares) y se da la casualidad de que está liado con una ex-swinger exageradamente curtida en lo íntimo, que ha probado hasta DPs con mulatos cubanos; DPVs; DPAs; está totalmente cedida de esfínter; y el problema que tiene con él es que no lo nota. Lo que le gusta de él es que, no conociendo su pufo, lo considera un hombre sensible e inteligente; de los que están ahí; que le ha hecho múltiples regalos (durante la génesis-pufo) y, en especial, que según ella se podrá presentar como caballero de brillante armadura y salvarla cuando caiga el crédito y se desboque el martillo (ella también tiene un pufo de los que dejan la gota fría), aunque tenga con él ese citado problema de que no lo siente en la putta kama durante la cópula (el acto sexual).
Cuando él la hace conocedora de su situación económica, justo antes de una penetración, le entra tal ataque de cuñadismo al ver la cara que se le queda que le dice:
-Prepárate para soportar a mi megalodón.
Nunca pudimos entender cómo podíamos presentar siempre tan buenas previsiones y tan malos resultados

Responder