Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene que j

Noticias de política y acontecimientos del resto del mundo
Responder
Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 47634
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene que j

Mensaje por Atila » 17 Jul 2020 14:43

'

Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene que joder. Por José Miguel Pérez.

JOSÉ MIGUEL PÉREZ - 17 JULIO 2020.

En Polonia ha ganado una política identitaria contraria al LGTBi, al aborto y a las ideologías disolventes modernistas neomarxistas. Ha ganado el conservador Duda.

Las elecciones presidenciales en Polonia han dado el triunfo al conservadurismo moral, a los patriotas opuestos a las élites globalistas y a los defensores de la familia como célula social indiscutible. Andrzej Duda, ha sido reelegido presidente de Polonia con un 51,2 por cien de los votos, escrutados más del 90 por cien de los distritos.

Su rival era el actual alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, perteneciente a un partido de corte liberal, europeísta, sumiso a Angela Merkel y partidario de ceder más toneladas de soberanía a la Unión Europea.

El ganador, Duda, está apoyado por el partido político “Ley y Justicia” que ocupa el gobierno. Los medios occidentales, y muy destacadamente los españoles, han efectuado una campaña de completa intoxicación contra el programa electoral del conservador Duda, y han justificado de la forma más abyecta el triunfo de este líder patriota y soberanista. El diario “El Mundo”, por citar un ejemplo, se refería, en modo despectivo, a la Polonia que vota a Duda como: “la Polonia cerrada, rural”. Sobre la Polonia que votaba al liberal y europeísta Trzaskowski decía que era la “urbana y con mayores índices de educación”. Con semejantes trazas descriptivas capciosas y maniqueas se referían al social-patriota Duda otros medios como “El País” o “El confidencial”.

La realidad que ocultan los medios esbirros de la horda de Bruselas es que Polonia, bajo el gobierno de “Ley y Justicia” y su presidente Duda, está comprometida con las leyes pro familia y está protagonizando años de crecimiento económico ininterrumpido, donde las rentas salariales del trabajador medio y campesino han aumentado notablemente y donde la familia ha sido convertida en una institución beneficiada por la protección especial de ayudas fiscales, liquidez y apoyo a la maternidad.

Duda hilvanó una campaña electoral de profundos valores morales, comprometiéndose a defender sin complejos una Polonia a la que conoce con nitidez porque la ha visitado en cada pueblo y cada bosque, y alentó su compromiso con los sectores rurales y tradicionales, detestados por los liberales buenistas y cosmopolitas y por la izquierda rancia y proabortista. Los europeístas del “centro político” de Trzaskowski, y los izquierdistas arrasados en estas elecciones, habían despreciado a la Polonia rural, la habían machacado con una prepotencia insondable, mirándola con altivez . Duda miró de cerca a los campesinos y a los católicos, a los que agachan sus espaldas para cultivar los campos, y les prometió, como hasta ahora, pan, dignidad, protección familiar y orden moral.

Duda no ha vacilado en seguir marcando el rumbo de una Polonia que realza el Estado Nación como fuente viva de protección de los polacos contra las élites de magnates financieros y mediáticos como George Soros, que clavado en el Parlamento europeo y en el Tribunal de Estrasburgo a través de sus esbirros afines, ha maquinado para hacer caer sobre Polonia la presión coactiva de la mentira propinada por los medios occidentales.

A Polonia se la ha acusado de eliminar la independencia judicial, de presionar a los medios, de autoritarismo, etc. En todas las teles, y en todos los grandes medios generalistas de Occidente, se han repetido estos mantras en los últimos meses. Una cortina de mentiras contra una nación cuyo gobierno se ha limitado a defender las garantías sanitarias y la protección de la salud; el resultado ha sido que con 38 millones de habitantes, Polonia registra 1500 personas fallecidas por Covid 19, mientras nuestra “progresista y demócrata” España social-comunista arrastra más de 45 mil muertos. A Polonia se la tacha de “autoritaria”, pero fue la tan “progresista” España la que implantó el control de masas a través de la censura oficial, la monitorización de redes sociales y la coacción policial contra la disidencia llamada “minimizar el clima contrario a la gestión del gobierno”.

El reelegido Duda defendió durante la campaña electoral la libertad de Polonia y de sus niños fuera de la amenaza de los lobbies LGTB y de sus tesis adoctrinadoras y totalitarias. Las tesis LGTB no se enseñarán en las escuelas, y el matrimonio y adopción por gays y lesbianas jamás verá la luz en una Polonia donde el patrocinio de la infancia figura como núcleo fundamental de la acción del gobierno nacional polaco.

Polonia seguirá garantizando a las personas, en el sistema de Salud, tratamiento buco- dental, en vez de sufragar abortos u operaciones de cambio de sexo, que es el modelo euro-progre y socialista de patrocinar políticas de la muerte mientras son expulsados los servicios esenciales del cuidado a la vida.

Inmersa en una desgraciada campaña artera y pirata, que la ha amenazado con sanciones y denuncias por sus políticas anti abortistas y anti LGTB, Polonia aguanta con fortaleza y tesón las amenazas de Bruselas apostando por el presidente Duda y por el gobierno de Ley y Justicia. Los municipios declarados “zonas libres de LGTB” y la defensa de la catolicidad polaca, son una seña con que la libertad de las familias se despliega en un país que no desea volver a experimentar el adoctrinamiento y la dictadura soviéticos hoy bajo la forma arcoíris de los LGTB. La ideología LGTB es considerada, por Duda, como un “nuevo bolchevismo” a erradicar. Duda firmó la llamada "Carta por la familia" en la que se compromete a apoyar a la familia polaca tradicional y a "proteger a los niños de la ideología LGTB" e impedir su propagación "en las instituciones públicas".

La situación económica de Polonia es materialmente envidiable y la consolida como una economía en ascenso. El salario mínimo aumentó del 40 al 50 por ciento del promedio nacional. El salario promedio real aumentó en un 20 por ciento.

Como política de bienestar, y dado el sistema social polaco de previsión que no admite recortes sociales drásticos impuestos por la banca europea, Polonia ha reducido la edad de jubilación. La pobreza infantil heredada de los desequilibrios de la época soviética se está liquidando; el número de niños pertenecientes a familias "extremadamente pobres" ha disminuido más de la mitad. Para que las rentas familiares tengan una proyección para la natalidad se ha implantado la política de ayuda o bono por cada niño nacido. La máxima del Plan para la familia del gobierno de Ley y Justicia es crear dignidad del trabajo y conformar familias libres; libres de ideologías progres disolventes. Con este capital humano y de crecimiento que apuesta por la demografía y la natalidad, Polonia garantiza sus servicios públicos. El éxito puede palparse en su combate contra el coronavirus; exitoso comparado con el desastre mortífero español.

Polonia lleva varias décadas de crecimiento económico ininterrumpido. En 2019 su crecimiento económico supero el 5 por cien del PIB, y su desempleo fue inferior al 5 por cien. El peso de las exportaciones es notable, y ha pasado del 34 por cien del PIB en 2004 al 55 por cien en 2018. Hay un fuerte dinamismo del consumo interno y una intensa creación de empleo. No son aceptados los procesos de asunción de mano de obra inmigrante africana destinados a hundir salarios que están viviendo países como España y que son movidos por los partidos socialistas y las ONGs de George Soros.

Desgraciadamente el 80 por cien de los medios de comunicación polacos privados están en manos del capital extranjero próximo a Alemania y a Angela Merkel. Su trabajo sucio por el candidato opuesto a Duda, no ha impedido que la derecha católica, identitaria y soberanista se haga con el triunfo presidencial. Los medios occidentales han tildado a Duda de autoritario y antidemócrata cuando las libertades de expresión y opinión no han sido jamás derribadas en Polonia como sí ha sucedido en España. Frente a medios polacos afines a Bruselas y al progresismo, el candidato Duda decidió hablar por aquellos a los que el capital privado extranjero había privado de voz: la Polonia rural, católica y tradicional.

Andrzej Duda, reelegido para el cargo más alto en Polonia, rezó en la Abadía en Jasna Góra ante la Virgen de Częstochowa.

Polonia apuesta por impartir, desde las más altas magistraturas del Estado y el gobierno, una enconada defensa del conservadurismo soberanista y nacional contra la Unión Europea que somete el esfuerzo económico y social polacos a continuo chantaje y represalias por negarse, la nación polaca, a convertirse en un protectorado de las élites globalistas. Polonia apuesta por defender la nación tradicional y sus instituciones esenciales como vivero de identidad y sostén de protección contra la imposición de la ingeniería social. Polonia es un paradigma de libertad, de Tradición y de familias libres cuya natalidad se ve recompensada y cuyo trabajo es un derecho digno y protegido, frente a la Europa occidental del dominio LGTB, de la ingeniería social y de los mercaderes usureros.

España se hunde en la miseria liberticida del socialismo, del despotismo adoctrinador, de la ruina demográfica del aborto, y de las políticas anti-familia, pro okupas y pro inmigración. Polonia, en cambio, realza el valor de su sociedad autóctona como motor de estabilidad, natalidad, progreso y futuro nacional contra los poderes de los magnates multimillonarios que quieren acabar con las fronteras nacionales. Dos modelos antagónicos: soberanía nacional y Tradición de Polonia que se reafirman con la victoria de Duda, frente a la sumisión a las plutocracias y a los poderes fácticos que representa la España socialista de George Soros, de Irene Montero y de los okupas bendecidos por la izquierda.

https://elcorreodeespana.com/politica/1 ... Perez.html

Interesante, ahora que no intenten joder a Polonia y Hungría los estados decadentes de la unión europea.
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 47634
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene q

Mensaje por Atila » 20 Sep 2020 16:14

'

El informe López Aguilar. La ideología de género contra la soberanía nacional. Por Álvaro Peñas.

El pasado jueves el Parlamento Europeo aprobó por una inmensa mayoría una resolución en contra de Polonia, la décima en los últimos cinco años, tras un debate iniciado el lunes sobre el estado de derecho en ese país. Un nuevo ataque en toda regla a la soberanía polaca en base a un informe redactado por el presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, el socialista Juan Fernando López Aguilar. El que fuera ministro de justicia entre 2004 y 2007 en el nefasto gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y responsable de la polémica ley de violencia de género, se ha convertido en un ariete contra Polonia y Hungría.

El debate comenzó con la exposición del informe López Aguilar por parte de la vicepresidenta de la Comisión Europea. La liberal Vera Jourová denunció de nuevo la reforma de la judicatura polaca (para más información sobre este asunto: www.sinpostureo.com/entrevistas/alvaro- ... por-ellos/) y la supuesta persecución de activistas LGBT, como el reciente caso del famoso “Margot”, que en realidad fue detenido por actos de vandalismo y violencia contra activistas provida. Este último punto, particularmente la declaración de un centenar de municipios polacos como “zonas libres” de LGBT, ha sido la punta de lanza de esta nueva resolución antidemocrática. Jourová prometió que se tomarían acciones contra Polonia, que no recibiría fondos europeos en caso de que se violen los derechos fundamentales de las personas LGBT. En julio se negaron fondos europeos a seis municipios polacos por esta razón. La respuesta vino de parte del eurodiputado de Ley y Justicia Patrik Jaki: “En Polonia estamos familiarizados con su ideología. En el pasado tuvimos a los comunistas empleando su mismo lenguaje, llamando a la censura protección de la libertad, del mismo modo que hoy usted describe la toma de medidas contra los matones de la extrema izquierda como un ataque contra la tolerancia”. Tras negar la existencia de ningún tipo de discriminación ni de “zonas libres”, Jaki señaló que los políticos de la UE no se ofenden por una estatua de Lenin en Alemania, pero encuentran ofensivo que Polonia defienda los valores de la familia tradicional.

El miércoles fue el turno de la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Su discurso de hora y media no se salió del mantra progresista: Agenda 2030, igualdad de género, pacto verde, un nuevo coordinador contra el racismo, más poder para Bruselas y menos para las naciones soberanas, etc. Lo de siempre, un discurso totalmente alejado de la realidad. “Bla, bla, bla”, como señaló el eurodiputado de VOX Jorge Buxadé, “esto va a ir a peor si ustedes no tocan la realidad y se olvidan de sus agendas globales llenas de climatismo, inmigracionismo, progresismo y socialismo”. Von der Leyen también dedicó palabras duras a Polonia: “Las zonas libres de ideología LGBT no tienen cabida en nuestra Unión”, y las calificó como “zonas sin humanidad”. También apuntó a que se estaba preparando una estrategia para reforzar los derechos LGBT e impulsar el reconocimiento de todos los tipos de familias en los países de la UE.

¿Qué son las zonas libres de LGBT? Para empezar, hay que aclarar que se trata de un término inventado por los grupos de izquierda y LGTB, una manipulación del lenguaje a la que estos grupos nos tienen bastante acostumbrados. Todo comenzó hace un año, cuando el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski (de Plataforma Cívica, afiliada al Partido Popular Europeo) firmó una declaración de apoyo al movimiento LGBT con medidas de discriminación positiva y la introducción de contenidos sobre diversidad sexual e ideología de género en las escuelas. En respuesta a esta declaración, muchos municipios polacos firmaron otra en apoyo de la familia tradicional, donde se comprometían a no permitir la difusión (en el ámbito escolar) de la ideología LGBT y no apoyar ninguna medida discriminatoria. El eurodiputado polaco Ryszard Legutko insistió en que sancionar a municipios por restringir el adoctrinamiento de género, es una clara intervención ideológica en asuntos de conciencia. Los tratados europeos vigentes conceden a los estados miembros libertad en lo referido a cuestiones sociales, pero, “como se han acostumbrado a romper tratados, pueden hacer cualquier cosa. Siempre encontrarán alguna justificación. El Tribunal Europeo de Justicia no nos respaldará y apoyará todo lo que diga la Comisión Europea. Para ellos los derechos LGBT son el santo grial”.

La resolución contra Polonia fue aprobada por toda la izquierda (socialistas, comunistas y verdes), el centro liberal y el centro derecha del Partido Popular Europeo (con la excepción del Fidesz húngaro). En contra se posicionaron la derecha conservadora (grupo de Conservadores y Reformistas Europeos, al que pertenece VOX) y la derecha soberanista (Identidad y Democracia). En total, 513 votos contra 148. El ministro de justicia polaco, Zbigniew Ziobro, manifestó tras la resolución que se trataba de un ataque a la democracia, una negación de la democracia.

Polonia es un país católico comprometido con la defensa de los valores de la familia tradicional, y cuya población se opone mayoritariamente al matrimonio gay y a la adopción por parte de parejas del mismo sexo (según las encuestas, un 62% y un 79% frente a un 22% y un 10% respectivamente). En una sociedad así, la enseñanza de la ideología de género no tiene cabida. Que la Unión Europea pretenda imponer sus valores progresistas y políticamente correctos mediante el chantaje, saltándose además sus propios tratados, y aludiendo a la defensa del estado de derecho es una broma de mal gusto. Una prueba más de la deriva totalitaria de la Unión Europea que busca socavar la soberanía de sus estados miembros. Mientras los polacos, o los húngaros, sigan “votando mal”, serán castigados por una Europa que, como señala Legutko, ha olvidado valores universales como la verdad y la decencia.

https://elcorreodeespana.com/politica/3 ... Penas.html

Interesante entrevista a Álvaro Peñas en:

https://www.sinpostureo.com/entrevistas ... por-ellos/
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Mar.bo
Cobra convenio
Mensajes: 3309
Registrado: 18 Ago 2015 23:43

Re: Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene q

Mensaje por Mar.bo » 21 Sep 2020 06:00

VOX POPULI, VOX DEI
Vivimos tiempo de chacales

Avatar de Usuario
Atila
Forbes 500
Mensajes: 47634
Registrado: 01 Sep 2010 23:16
Ubicación: Cueva Alí Babá, Kandahar, Afganistán.

Re: Polonia da cerrojazo a los LGTB, al aborto y a la inmigración africana: gana el patriota Duda, y Bruselas se tiene q

Mensaje por Atila » 02 Oct 2020 14:31

'

Polonia. El lado equivocado de la Historia. Por Álvaro Peñas.

El pasado 27 de septiembre, la página web de la embajada de Estados Unidos en Varsovia, junto con las páginas web de varias embajadas más, publicaron una carta abierta en solidaridad con los activistas LGBT en Polonia. La carta estaba firmada por 50 embajadores residentes en Polonia, entre ellos Estados Unidos y varios países europeos como Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Lituania, Ucrania y, por supuesto, España. De los países del Grupo de Visegrado, solo el embajador de la República Checa firmó la carta. Entre los firmantes también había representantes en Polonia de Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y la Comunidad de Democracias. La carta abierta de los embajadores reconoce la labor de los activistas LGBT en Polonia en sus esfuerzos por concienciar sobre su situación. “Nos gustaría expresar nuestro apoyo a los intentos para sensibilizar que afectan al entorno de los gays, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales, además de otras minorías que enfrentan desafíos similares en Polonia”. Obviamente, los embajadores no han debido enterarse de los actos violentos y provocaciones anticatólicas llevadas a cabo por estos activistas en los últimos meses.

La reacción polaca no se hizo esperar. El exministro de Asuntos Exteriores Witold Waszczykowski señaló que la carta constituía una violación del protocolo diplomático, concretamente del Artículo 41 de la Convención de Viena de 1961 que prohíbe a los diplomáticos inmiscuirse en los asuntos políticos internos del Estado en el que están trabajando. Por su parte, el viceministro polaco de Asuntos Exteriores, Pawel Jablónski, recalcó que “todo ser humano disfruta del mismo nivel de protección en la ley polaca”, aunque “según la Constitución polaca, el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer”. También afirmó que las resoluciones locales, refiriéndose a los municipios que se niegan a aceptar la ideología LGBT, no suponían ninguna discriminación, sino todo lo contrario, “una señal de respeto al estado de derecho y a los valores que albergan los polacos”.

Pero lo peor estaba por llegar. No satisfecha con firmar la carta abierta, la embajadora de Estados Unidos en Polonia, Georgette Mosbacher, dio una entrevista al portal de noticias Wirtualna Polska en la que afirmó que Polonia tenía la reputación de ser un país poco amistoso con las minorías sexuales. “En el caso del asunto LGBT, estáis en el lado equivocado de la Historia. Estoy hablando sobre el progreso que se está consiguiendo a pesar de todo”. Ese posicionamiento en el lado equivocado de la Historia podría traer consecuencias muy graves, llegando a afectar a las decisiones diplomáticas y militares norteamericanas sobre Polonia. “No es un secreto que muchos congresistas están muy involucrados en los asuntos LGBT. Mi opinión al respecto no importa, ellos son los que hacen las leyes y reparten el dinero”. Según la embajadora, la mayoría de los políticos norteamericanos apoyan el movimiento LGBT, incluyendo a Donald Trump y a Joe Biden. Ante la cuestión de que un embajador no puede interferir en los asuntos internos de un país, como señaló Witold Waszczykowski, Mosbacher respondió: “Ningún embajador tiene derecho a influir en la política de una nación soberana, pero los derechos humanos no son política o ideología”.

La respuesta más contundente a las declaraciones de la embajadora fue la del europarlamentario de Ley y Justicia Joachim Brudziński. A través de las redes sociales hizo hincapié en que Polonia no permitía el ataque contra ninguna minoría y enumeró las persecuciones de cristianos sin que se hayan publicado cartas en su defensa. “Por eso esperamos ansiosamente otra carta, esta vez en defensa de los cristianos asesinados, de los activistas provida encarcelados, los perseguidos y disparados por citar la Biblia, y aquellos a los que se aplica la eutanasia contra su voluntad”.

La carta abierta de los embajadores se suma a la resolución de la Unión Europea contra Polonia en base al informe Lopez Aguilar y es un eslabón más dentro de la estrategia de presión internacional contra Polonia. El pasado 30 de septiembre la vicepresidente del Parlamento Europeo, Katarina Barley, pedía más presión sobre Polonia y Hungría para defender el “estado de derecho”. En palabras de la socialdemócrata alemana, “estados como Polonia y Hungría debe pasar hambre financieramente”. Asociar los fondos europeos a la definición de “estado de derecho” determinada por Bruselas, en este caso pasando por la ideología de género, es un ataque directo a la soberanía nacional de Polonia y de cualquier otro país que en un futuro no esté de acuerdo con los planteamientos totalitarios y globalistas de la Unión Europea. Los polacos, como cualquier pueblo soberano, no quieren que ningún poder extranjero interfiera con su legislación, y que en este caso imponga una nueva definición de matrimonio o que deba impartirse ideología de género en las escuelas. Pero para la Unión Europea, los polacos han votado mal. No escogieron a la derecha liberal y progresista de Plataforma y optaron por la derecha conservadora y católica de Ley y Justicia. Han elegido estar en el lado equivocado de la Historia. El lado de la soberanía nacional, la libertad y los valores de su pueblo. Cosas que antaño defendían muchos de los países de los embajadores firmantes de esa carta abierta. Son ellos los que han cambiado de lado y los que, con el fanatismo de los nuevos conversos, señalan con el dedo a todos aquellos que aún se mantienen firmes en sus principios.

https://elcorreodeespana.com/politica/3 ... Penas.html
... Despierta! ...
... "La Verdad te hará Libre" ...

http://www.bodegalesuseres.es/

Responder