Islamistas infiltrados en cuerpos de seguridad europeos

Noticias de política y acontecimientos del resto del mundo
Responder
Avatar de Usuario
Asturkick
Salario mínimo
Mensajes: 1511
Registrado: 27 Mar 2019 23:09
Ubicación: Malvado Estado opresor español

Islamistas infiltrados en cuerpos de seguridad europeos

Mensaje por Asturkick » 25 Jun 2020 12:36

Decenas de islamistas infiltrados en la Policía francesa
Un servicio especial intenta detectar y neutralizar potenciales yihadistas en el seno de las fuerzas de seguridad de Francia


Entre los 150.000 policías franceses hay varias decenas de de musulmanes radicalizados, que un servicio especial intenta «detectar» y «neutralizar».

Francia descubrió a primeros del mes de octubre de 2019 que en el corazón policial del Estado, la Prefectura de París, trabajaba un funcionario, musulmán, fanatizado, autor de un espectacular atentado que costó la vida a tres policías y un funcionario administrativo, hiriendo gravemente a varias personas.

Se conocía la presencia de musulmanes «radicalizados» entre las fuerzas del orden. El atentado yihadista del 3 de octubre pasado, en la Prefectura de París, a 300 metros de la catedral de Notre Dame, puso en evidencia un riesgo muy mayor para la seguridad nacional: musulmanes integristas trabajando como funcionarios en el corazón del Estado.

Hace seis meses, la Inspección General de la Policía Nacional (IGPN, la «policía de policías») reconoció que una veintena de los 45.000 funcionarios que trabajan en la Prefectura y sus muy distintos departamentos, en la región parisina, eran sospechosos de «radicalismo».

Siete meses más tarde, se sospecha que entre los 150.000 policías francesas hay varias decenas de infiltrados, yihadistas potenciales.

Infiltrados que, en muchos casos, pueden tener acceso a documentos, ficheros e informaciones sensibles para la seguridad nacional.

Oficialmente, los especialistas de la IGPN intentan rastrear huellas, indicios, de muy diversa índole: consulta indebida de archivos policiales; comportamientos sectarios; proselitismo de diversa naturaleza; frecuentación de lugares de culto…

Durante los últimos seis meses, varios sospechosos de radicalización han sido descubiertos, apartados o despedidos. El riesgo de fondo es muy simple y brutal: la existencia de musulmanes radicalizados que consiguen escapar a los controles y seguimiento en curso.

Yihadistas en las organismos británicos
En 2015 el entonces primer ministro británico, James Cameron, ordenó la elaboración de un informe sobre el alcance de la infiltración de yihadistas en la sociedad civil británica, incluyendo organismos como el sistema nacional de salud, el registro civil, colegios y organizaciones benéficas, con el objetivo de «asegurar que las instituciones británicas estén protegidas de la amenaza de los radicales».

Aunque no hay estimaciones sobre el número de posibles infiltrados, la investigación concluyó con un documento que planteaba una importante estrategia contra el extremismo.

>>>https://www.abc.es/internacional/abci-d ... e=dzdxcHMz
"Estamos ante un paradójico caso de odiosos fascistas pacíficos y virtuosos antifascistas violentos"

Avatar de Usuario
Asturkick
Salario mínimo
Mensajes: 1511
Registrado: 27 Mar 2019 23:09
Ubicación: Malvado Estado opresor español

Re: Islamistas infiltrados en cuerpos de seguridad europeos

Mensaje por Asturkick » 25 Jun 2020 12:38

Así pasó inadvertido el «topo» que tenían los terroristas islámicos en la Policía belga
El agente de origen marroquí Mohamed intercambio numerosos mensajes con el hermano del coordinador de los atentados de París y Bruselas


La revelación ha servido para explicar muchas cosas que parecían inexplicables cuando se produjeron los atentados de París y Bruselas en 2015 y 2016. Era difícil de entender que esa miríada de terroristas de baja estofa pudieran circular a sus anchas por el barrio de Molenbeek y el de Schaerbeek, yendo y viniendo a la capital francesa sin levantar sospechas.

Al final, y a pesar del sigilo con el que se ha tenido que hacer pública la información, se ha terminado sabiendo que los principales cabecillas que vinculaban a los dos atentados que causaron 137 muertos y 415 heridos en París, y 35 muertos y 340 heridos en Bruselas, tenían un informador en el seno de la Policía belga. Mohamed S., un oficial de policía del barrio bruselense de Schaerbeek, de 53 años, fue condenado la semana pasada a 50 meses de prisión por haber mantenido contactos confidenciales con Yassine Atar, hermano del coordinador principal de los ataques en las dos capitales europeas.

La revelación de la existencia de este «topo» incrustado en la Policía belga durante el periodo más dramático de su historia reciente ha pasado prácticamente desapercibida para la opinión pública de este país, ocupada ahora sobre todo en la pandemia del Covid-19. Pero sirve para explicar cómo pudieron resistirse a ser detenidos aquellos que habían huido desde Francia buscando refugio en barrios de densa población de origen musulmán de la capital belga.

El policía de origen marroquí ya fue detenido y enviado a la prisión en septiembre de 2017 bajo la acusación de violación del secreto profesional y corrupción pasiva, cuando en el seguimiento de las comunicaciones de los terroristas se descubrió que figuraba entre sus contactos habituales y que había intercambiado una cantidad significativa de mensajes por SMS y WhatsApp con Yassine Atar, el hermano del coordinador principal de los atentados de Bruselas y París, Oussama Atar.

El policía ha sido defendido por Sven Mary, un conocido abogado belga que se ha labrado una escabrosa reputación a base de encargarse de los acusados más patibularios y siniestros, incluyendo pedófilos, narcotraficantes y asesinos. En estos sucesos fue también el abogado de Salah Abdeslam, el único terrorista superviviente de los atentados de París de noviembre de 2015, que fue detenido en Bruselas y extraditado a Francia. Las peripecias de la búsqueda de Abdeslam en Bruselas pusieron en algunos momentos en graves apuros a la Policía belga.

Información sensible

Yassine Atar, el interlocutor del «topo» en la Policía belga, es también primo de los hermanos El Bakraoui, que se inmolaron en la estación de metro Maelbeek de Bruselas y en el aeropuerto de Zaventem el 22 de marzo de 2016, causando la muerte de 32 personas.

Según lo que la sentencia considera probado, el policía desleal había estado transmitiendo a Yassine Atar información sensible obtenida gracias a su papel de inspector de la zona de Bruselas-Norte, desde 2014. Entre el 10 de septiembre de 2015 y el 20 de marzo de 2016, justo antes de los ataques de Bruselas, se ha probado que hubo al menos 203 «contactos» directos entre el policía Mohamed S. y Yassine Atar. Este último fue detenido cinco días después de los ataques de Bruselas y se encuentra actualmente encarcelado en Francia.

La versión policial tanto francesa como belga considera que su hermano, Oussama Atar, belga de origen marroquí, había teledirigido los ataques de París y Bruselas desde Siria, donde se encontraba combatiendo bajo la bandera del «estado islámico» y por eso nunca fue detenido ni juzgado, aunque murió en noviembre de 2017 durante un bombardeo de la coalición internacional.

Condenado en firme a 50 meses de prisión por el Tribunal de Apelaciones de Bruselas, el oficial de policía obtuvo una suspensión de la pena que excede a su detención preventiva desde septiembre de 2017. El abogado Sven Mary no hace más que acrecentar su reputación, en este caso apelando a que sus comunicaciones con el núcleo de los terroristas cesaron inmediatamente antes de los atentados. Lo que no se ha podido probar por ello es que participase en los hechos, pero la sucesión de los acontecimientos permitiría pensar que estaba al corriente.

>>>https://www.abc.es/internacional/abci-p ... ticia.html
"Estamos ante un paradójico caso de odiosos fascistas pacíficos y virtuosos antifascistas violentos"

Responder