España falla en el peor momento

FÚTBOL y otras cosas que se miran por deporte, y algunos las practican
Avatar de Usuario
clapsidra
Cobra convenio
Mensajes: 2359
Registrado: 09 Jul 2015 10:54

España falla en el peor momento

Mensaje por clapsidra » 31 Ene 2016 22:28

España falla en el peor momento

La selección cede ante una Alemania superior y sus propios errores y vuelve a chocar con su límite

- 31/01/2016 a las 08:20:08h. - Act. a las 20:14:21h.Guardado en: Deportes

No fue el día. España eligió el peor momento para temblar, para dejar de ser ese bloque exitoso, para nublarse ante los problemas. La que no encontró huecos en ataque, la que cedió a la intensidad alemana y la que vuelve a chocar con su imposible: ganar un europeo. Plata, por cuarta vez. Tampoco hay premio para los Juegos y habrá que volver a luchar en el preolímpico de abril (del 7 al 10, con Irán, Suecia y Eslovenia).

El saberse favoritos pesó demasiado en los brazos de los españoles que se van del Europeo de Polonia con la medalla de plata. Éxito a medias porque era el momento de culminar el trabajo de un torneo del que se había sobrevivido a todas las exigencias. Tan cerca.

Las características de esta Alemania revolucionaria liderada por Dagur Sigurdsson y que les ha llevado hasta aquí, se ofrecieron en su primera puesta en escena: una fortaleza defensiva rozando el límite en los seis metros en la que chocaron, de forma consecutiva, Julen Aginagalde, Raúl Entrerríos y Jorge Maqueda; una jugada combinativa de pizarra finalizada en gol por Kahmke abrió el marcador. Sigurdsson y su filosofía, y el descaro de quien no tiene nada que perder, tuvo como recompensa un partido brillante y un oro para reivindicar su resurgir.

Lo decía Valero Rivera: «Hemos salido siempre con el brazo agarrotado, pero luego nos vamos reponiendo poco a poco». Ayer, ante una Alemania impecable en todos los aspectos, se cumplió la primera parte de la profecía: el primer gol llegó a los seis minutos. Pero no así la segunda: la reacción nunca llegó. Hafner amplió la sangría hasta el 1-4, y se produjo el tiempo muerto de Cadenas que tan buen resultado tuvo en ese atasco inicial que también se sufrió ante Croacia. Pero no era el día. Las combinaciones con el pivote no eran todo lo fructíferas que deberían, Alemania se sabía al dedillo el plan de los de Cadenas y tapó al vasco con todas las herramientas. Obcecada la selección en ese único recurso con Aginagalde cuando los tiros desde fuera tampoco encontraban gol, ni siquiera en el brazo de Antonio García ni Joan Cañellas. Hasta Víctor Tomás y Rivera tuvieron dificultades para encontrar huecos desde los extremos. Solo Raúl Entrerríos pudo dar algo de aliento, pero las sensaciones no mejoraban. Y Wolff se convirtió en la estrella, y pesadilla para los lanzamientos españoles.

Dujshebaev marcó el tercer gol español a los 16 minutos. El cuarto, casi de inmediato, Cañellas. Sterbik hizo todo lo que pudo y más. Apenas un destello cuando la defensa avanzó centímetros y Cristian Ugalde, siempre cuando se le necesita, corrió tratando de encontrar a la España campeona. Solo una luz fugaz que se vio apagada de nuevo por cinco minutos sin anotar, por siete pérdidas de balón, espesa niebla en el ataque.

Alemania pareció tocada por la varita mágica de la perfección. En defensa, impolutos, aunque rozando los límites. En ataque, solo Sterbik evitó que el marcador se alejara a lo imposible. En la portería, Wolff continuó sin fisuras. El camino para revertir la situación se sabía de memoria: robo de Maqueda y contragolpe a la carrera de Antonio García, pero no se encadenaron las jugadas suficientes para crear dudas a los alemanes y confianza en los españoles. La madera, que también frenó la esperanza.

La opción de doble pivote tampoco pareció funcionar. Los minutos iban alejando el oro y debilitando las manos de España, que no frenó la merma de las pérdidas de balón. Si esperaba la selección un pinchazo alemán, este no se produjo. Las soluciones de otros partidos, tampoco. Hay calidad, pero no hubo manera de encontrarla. En el peor momento.

España se va de Polonia con su cuarta plata europea. Tremendo mérito para esta selección que enamora cuando juega. Pero se cumple la maldición de los torneos continentales, una vez más. Hasta la próxima vez. También Río deberá esperar, hasta abril, cuando se dispute el torneo preolímpico que otorgue dos plazas. Los rivales para España: Suecia, Irán y Eslovenia.

http://www.abc.es/deportes/abci-espana- ... recto.html
Oculto:
no se responde a comunistas populistas chavistas, hipocritas, zafios, cafres, ni a idiotas de libro, o sea chusma...
soloespolitica, nada personal...
:-)
quienes vienen a alemania a trabajar, bienvenidos...,
los demas, seran expulsados...

Responder